Lasso debe ‘zurcir’ heridas económicas, sanitarias y educativas

Es el criterio de analistas, aunque están conscientes que el país vive uno de los momentos más complicados.

El próximo presidente, Guillermo Lasso, cumple agendas previo a iniciar su gestión.
El próximo presidente, Guillermo Lasso, cumple agendas previo a iniciar su gestión.

El mandatario electo, Guillermo Lasso, desde que dio su primer discurso al conocer los resultados que lo favorecían para que administre el Gobierno Nacional, ratificó su oferta de cerrar la Secretaría de Educación Superior (Senescyt), y en la medida que han pasado los días ha ido integrando nuevos anuncios en relación a los cuatro años de gestión.

Lasso, quién llega a Carondelet, siendo líder del movimiento Creando Oportunidades (CREO) y con el apoyo del Partido Social Cristiano (PSC), deberá trabajar con una herida económica, falta de empleo y ante la calamidad que atraviesa la salud por la pandemia del Covid-19, que todavía no da tregua.

A criterio del emprendedor y profesional académico, Andrés Ontaneda Vivanco, diferirán las propuestas que planteó en su plan de trabajo el próximo Mandatario, con el escenario que se vive en el país, “primero debe priorizarse el sistema salud, ya que el plan de vacunación está atrasado o sin organización; por lo que, el primer paso es cumplir con las 9 millones de vacunas que ofreció”, refiere.

El segundo punto, que siente que es primordial, es dar solución a los niveles de pobreza en tres puntos: empleo, educación y vivienda digna. “Es un reto que debe tener una estrategia consolidada por el escenario actual del país, lo que se integra la oferta que ofreció de subir el Salario Básico Unificado (SBU)”, observa.

Ontaneda también refiere al aparato fiscal, inversión y gasto público, ya que está sujeto a la deuda externa y al déficit fiscal; sin embargo, alienta a que se pueda crecer en un 2% para el siguiente año.

“Guillermo Lasso, trabajará en prevención, dará parte de responsabilidad del sistema de salud al sector privado, por lo que hay que esperar cómo se maneja (…) sería oportuno que los ciudadanos podamos elegir entre una aseguradora pública y privada para tener un respaldo de salud, economía y de jubilación”, menciona.

En cuanto a la Senescyt recuerda que no solo es un examen de ingreso a las universidades, sino que contempla otras aristas, ya que se formó con la intención de coordinar el ejecutivo con la parte académica para mejorar la investigación y la calidad educativa, así como crear perfiles que las empresas y el aparato público que actualmente necesitan.

También siente inquietud sobre lo que pasará con las instituciones que trabajan de la mano como el Consejo de Educación Superior (CES) y el Consejo de Aseguramiento de la Calidad Académica (Ceaces).

Ante esto, el profesional plantea las siguientes inquietudes: ¿Qué se hará con los planes nacionales de investigación?, ¿Qué se hará con las becas?, ¿A dónde se irá la transferencia de la creación de tecnología? y ¿Cómo se fortalecerá el talento humano cualificado y no cualificado?

El activista político, Carlos Chalaco, concuerda con Ontaneda, que es un momento de profunda crisis económica, sanitaria y moral. “El panorama es complejo, sin embargo, me parece bueno lo que menciona que habrá tolerancia con la oposición y que conformará un gabinete con diferentes actores políticos”, sostiene y dice que la idea es que trabaje con los mejores perfiles y no pagando favores.

Considera que se debe promover lo más pronto una agenda con los asambleístas, ya que no hay mayoría, pero se pueden ir impulsando acuerdos.

Está de acuerdo con la generación de empleo, el combate a la corrupción. Lo del tema de impuestos, cree que todavía es sombrío y se debe esperar la propuesta concreta, ya que no cree que el camino sea la reducción de impuestos porque ahora lo que más necesita el Gobierno son recursos.

No está de acuerdo con eliminar la Senescyt, sino que se debe corregir errores en la Ley de Educación Superior, ni tampoco dejar de vigilar a las instituciones superiores. Además considera que se debe fortalecer la formación técnica de carreras intermedias y reabrir algunas universidades que fueron cerradas.

CLAVE

Al cierre de la Senescyt lo consideran como un error. Lo que se debería es modificar la Ley de Educación Superior, dicen.

Abrir chat