La palabra y la opinión

La opinión y la vocería de los políticos se ha desvalorizado, hoy no se investiga, no se fundamenta, no existe un criterio basado en hechos contextualizados -menos aún- se verifica aquello que comentan en un medio de comunicación. Lo que escuchamos, vemos y leemos, en muchos casos, es una repetición adecuada a su morbo-dependencia intelectual.

Caso similar se evidencia en ciertos “líderes de opinión”, ellos navegan con su discurso a la corriente del capataz de turno, a la construcción de su imagen para las próximas elecciones o la sumisión irrestricta de quien ejerce su patria potestad política de la que nunca podrán emanciparse porque son esclavos del poder.

Esta dura realidad hay que cambiarla, ser auténticos, criticar con fundamento, disentir con objetividad y utilizar la palabra para educar, para construir una masa crítica diferente. Hay que ser rebeldes pero con responsabilidad, que quienes nos informen o nos ilustren conozcan de la materia y no sean esclavos de copias mal editadas.

La palabra debe ser revalorizada y su mensaje auténtico, que evidencie lo que pensamos y que diga lo que sentimos, todo esto basado en una acción reflexiva, que a la hora de opinar o tomar partido por algo, sepamos con responsabilidad sustentar nuestro criterio en función de la verdad.

La opinión bien sustentada… construye, la palabrería y la figuración… convulsionan la sociedad.  Hagamos uso correcto de la palabra y seamos responsables a la hora de opinar, un criterio bien sustentado, nos permitirá construir una sociedad bien informada; para que esto suceda les deseamos: …buen viento …y buena mar.

Lenin Paladines Salvador        

leninbpaladines@hotmail.com

Abrir chat