‘La nueva Asamblea debe llevar a juicio político a los cinco consejeros del CNE’

Daniel González dice que la problemática actual es culpa del organismo del sufragio. Habla de una profunda reforma a la Ley Electoral.

El analista dice que el CNE tiene que cerrar esta primera vuelta con transparencia y garantizar la elección de la segunda, el 11 de abril próximo.
El analista dice que el CNE tiene que cerrar esta primera vuelta con transparencia y garantizar la elección de la segunda, el 11 de abril próximo.

El 7 de febrero de 2021, día de las elecciones generales en el Ecuador, hubo errores muy fuertes que ahora le están pasando factura al Consejo Nacional Electoral (CNE). Ese es el criterio del analista electoral lojano, Daniel González Pérez.

El también exdirector de la Delegación de Loja del CNE dice que una de las falencias, por ejemplo, fue el haber publicitado y publicado un conteo rápido donde existía un empate técnico entre los candidatos a la Presidencia de la República, Guillermo Lasso Mendoza (CREO-PSC) y Yaku Pérez (Pachakutik), cuando se sabe que esta modalidad no es oficial, sino una proyección matemática. 

Acota que a esto se suma el hecho de haber difundido este empate técnico con criterios diversos, tanto de la presidenta del organismo, Diana Atamaint, como del vicepresidente, Enrique Pita García, quienes, “tratando de congraciarse con determinados candidatos”, llevaron a que esa noche surja una preocupación, desconfianza y pronunciamiento de los aspirantes a Carondelet: Guillermo Lasso y Yaku Pérez, frente al conteo rápido.

¿Qué otro error cometió el CNE?

Un segundo y gran inconveniente y violatorio al Código de la Democracia es que la ley dispone que con los resultados deberán publicarse las actas de escrutinio de las cerca de 40 mil Juntas Receptoras del Voto (JRV) por cada una de las dignidades que elegimos, lo cual ha pasado en los procesos electorales últimos.

Sin embargo, el organismo no publicó las actas de escrutinio, como tampoco se las podía visualizar en la página Web, ni los resultados por parroquia, ni por Junta, y únicamente se podía hacer por provincia y por país, entonces, allí hubo una afectación a la transparencia y publicidad del proceso electoral.

¿Cometió algún otro error?

Sí. Un tercer error y que derivó en lo que al momento estamos pasando es que el CNE no explicó la noche del domingo a todo el país, teniendo todas las oportunidades comunicacionales para hacerlo, el porqué se tenía un procesamiento de resultados de un 95% y que restaba un 5% para dilucidar en los próximos días.

¿Era necesaria esta explicación? 

Sí. Tenía que decir que falta que lleguen paquetes del exterior, que habrá inconsistencias numéricas, que habrá actas con falta de firmas y que todas estas tendrán un procedimiento en cada Junta Provincial del país, como establece la ley y que incluso se llega a abrir las urnas para contar voto a voto para poder superar las inconsistencias.

Al CNE le faltó explicar al país y a los movimientos y partidos políticos para que exista claridad en relación a lo que venía.

¿Estas falencias originaron los impasses actuales?

Lamentablemente, a partir del 8 de febrero, hemos visto que estos tres errores fuertes cometidos por el Consejo, con el paso de los días, han ido pasando factura, incluso ni siquiera tuvieron los votos en el pleno para poder viabilizar y avalar un acuerdo político (entre Lasso y Yaku). Todo esto llevó a las complicaciones presentadas en el escrutinio.

¿Se pudo prever esta situación?

Sí, incluso desde antes, si tomamos en cuenta que la Ley Electoral, con su última reforma, entró en vigencia en febrero de 2020 y el Consejo ya sabía que debía publicar las actas y su sistema informático, sus contrataciones y sus configuraciones tenían que ir encaminadas a publicar resultados juntamente con las actas de escrutinio.

El tema del conteo rápido es así y fue contratado dos meses antes de las elecciones del 7 de febrero, por tanto, hay normativa en este tipo de proyecciones de conteo rápido, hay criterios internacionales en el sentido que cuando existe cierto margen de error y un pequeño distanciamiento de resultados, no se pueden anunciar, sino hay que decir que existe un empate técnico, lo cual no se dio.

Se debió planificar, por ejemplo, una cadena nacional, a las 21:00 o 22:00, tener videos para en redes sociales también explicar cuál es el procedimiento de escrutinio, las actas inconsistentes que no son irregularidades y que prevé la propia ley y que da el tratamiento de cómo se puede resolver.   Todo esto se pudo haber previsto con antelación.

Y ahora, ¿qué se viene, incluso con dos candidatos enfrentados que buscan estar en segunda vuelta?

El CNE, si quiere darle legitimidad al próximo Gobierno Nacional, no únicamente tiene que basarse en acuerdos políticos, sino en el cumplimiento de la ley y en el respeto absoluto de la voluntad de la gente.

Pero, ¿hay cómo hacer esto?

Sí. Debe actuar conforme lo establece el Código de la Democracia. Existen recursos en la vía administrativa y jurisdiccional. En este momento, mientras esté abierta la audiencia de escrutinio, cualquier candidato puede presentar el reclamo y el CNE está obligado a contestar.

¿Qué pasa si el CNE no contesta?

Si no contesta, como ha pasado el martes anterior, bajo el argumento que el Consejo no tiene los votos y que ello quedará en el aire, está violentando el debido proceso, la motivación del acto administrativo que debe seguir, dejando en la indefensión al candidato y a cualquier otro aspirante que ha presentado un reclamo.

Luego de terminada la audiencia de escrutinio, donde se puede presentar el reclamo, viene la etapa de proclamación de los resultados numéricos, donde se puede objetar ante el CNE y de su resolución se puede apelar ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE), el que deberá pronunciarse como última instancia.

¿Qué pasará con el reclamo del candidato Yaku Pérez?

El CNE ha dicho que cerrará la audiencia de escrutinio entre sábado y domingo, entonces, hasta ese día deberán estar resueltos todos los reclamos y que hasta el momento hay solo uno: del señor Yaku Pérez, a quien obligatoriamente tendrá que decirle que sí o no procede y no lavarse las manos que eso quedará en el aire.

¿Estos inconvenientes son motivo de una sanción para los integrantes del CNE?

Los consejeros han comenzado a cosechar lo que han venido sembrando y una de las primeras tareas de la nueva Asamblea Nacional es llevarlos a juicio político, por incumplimiento de funciones y de la ley, a los cinco consejeros del CNE porque han actuado como un cuerpo colegiado y en la mayoría de decisiones el organismo ha vulnerado principios y ha vulnerado la ley.

¿Quién es el culpable de toda esta problemática?

El único culpable, siendo lo más responsable y objetivo, es el CNE por no haber podido comunicar e implementar el proceso electoral y ser el órgano rector en materia electoral como lo establece la propia Ley Electoral.

¿Hace falta reformas a la Ley Electoral?

La Asamblea Nacional, que se posesiona el 14 de mayo próximo, debe repensar en profundas reformas electorales y de fondo que tengan que ver con la   institucionalidad electoral, con los principios del sistema electoral, con el sistema electoral y todos sus componentes, con la formación de organizaciones políticas, entre otros.

PARA SABER

El CNE está presidido por Diana Atamaint y vicepresidente Enrique Pita García y 3 consejeros más.

VOZ

“Dentro del CNE hay consejeros de partidos políticos cuando la Constitución dice lo contrario”,

 “Rescato el trabajo de los servidores, pero los consejeros y las autoridades han demostrado más militancia que nunca, congraciarse con los candidatos, más que los mismos militantes…”,

Daniel González Pérez

PARA SABER

El 16 de marzo arranca la campaña electoral y el 19 es el debate de los candidatos, organizado por el CNE.

Abrir chat