Junta Cantonal dicta medidas cautelares contra dos periodistas lojanos

Funcionaria pública elevó una denuncia. Los comunicadores y Fundamedios califican de atentado contra la libertad de expresión.

José Daniel Rengel y Eduardo Loaiza Lima llevan varios años ejerciendo la actividad periodística.
José Daniel Rengel y Eduardo Loaiza Lima llevan varios años ejerciendo la actividad periodística.

“La Junta Cantonal de Protección de Derechos de Grupos de Atención Prioritaria del cantón Calvas en Loja ordenó medidas que atentan contra el trabajo periodístico y la libertad de expresión de los periodistas Eduardo Loaiza de Cariamanga TV y José Daniel Rengel de Radio Zapotillo”. Esta es la alerta que lanzó, el miércoles 6 de enero de 2021, la organización no gubernamental Fundamedios.

Denuncia presentada por funcionaria

El organismo detalla que el trámite de la Junta Cantonal señala que el miércoles 16 de diciembre de 2020 conocieron la denuncia presentada por Yohanna Carrión Bravo, directora del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), de Calvas, quien señaló que días atrás unos amigos le festejaron un cumpleaños en un centro de diversión y que el periodista José Daniel Rengel hizo alusión a “que bailo muy bien el reggatón, lo cual aumenta el morbo de sus intervenciones radiales”. Asimismo Eduardo Loaiza Lima hizo eco de estos comentarios sexistas.

En su página, Fundamedios agrega que la funcionaria sostuvo en la denuncia que estos comentarios alusivos a su vida privada, denigran su honra, buen nombre y le han causado un grave daño moral.

Asimismo, la organización da cuenta que, con estos antecedentes, la  Junta Cantonal dispuso: boleta de auxilio, orden de restricción de acercamiento en favor de Carrión, la instalación de un botón de emergencia y la prohibición de que los periodistas realicen actos intimidatorios por su cuenta o la de terceros. Estas medidas son ratificadas luego por la Unidad Judicial Multicompetente de Calvas, disponiendo también “verificar la rectificación de las conductas”.

‘Medidas desproporcionadas’

El periodista Eduardo Loaiza Lima dijo a Fundamedios que las medidas ratificadas por un juez en Loja son desproporcionadas y generan un estigma al acusarlos de violencia de género (…). Me están causando un daño al acusarme y eso genera un estigma en mi contra”.

Anunció al organismo que, junto con su abogado, presentará en los próximos días un pedido de revisión de estas medidas ya que las considera exageradas. “Atentan contra nuestra libertad de expresión y la capacidad de realizar un trabajo periodístico serio, además crean un precedente nefasto pues, bajo el discurso de violencia de género, no se podrá investigar a funcionarias”, enfatiza a Fundamedios.

Por su parte, el periodista José Daniel Rengel, consultado por el diario digital lojano HORA32, manifestó que de las medidas en su contra se enteró por la alerta que hizo Fundamedios y por una llamada telefónica que le hizo un señor de Cariamanga. “Solo eso sé, no vivo en Cariamanga, ni tampoco me ha llegado una información escrita hasta el día de hoy (ayer)”.

Agrega que no conoce a la denunciante, Yohanna Carrión Bravo, sin embargo, sabe que pide unas medidas de protección por violencia de género, cuando el fondo de todo “no es eso, sino que se denunció que sacaron dinero para hacer fiestas, para estar en cumpleaños en plena pandemia, siendo funcionarios públicos que  debieron dar ejemplo”.

El comunicador enfatiza que, sin embargo, la denuncia no la hizo él, sino los compañeros de Yohanna Carrión, “cansados que les pidan dinero para festejar a los jefes” y que esto procedió a verificar e incluso a contrastar, llamándola a la aludida, quien le respondió que no sabía nada de aquello.

José Daniel Rengel expresa que le indicó que tenía pruebas de las denuncias realizadas por los compañeros y, entonces, “se puso nerviosa y advirtió que era un tema privado”.

El comunicador precisa que con esto se quiere tapar un acto que está al margen de la ley, antiético y “corrupto porque sacar fondos públicos para que te festejen y adulen no está bien, son funcionarios”.

Anuncia que está dispuesto a presentar las pruebas, si lo llaman a una audiencia y que, en lo personal, se encuentra tranquilo porque dijo la verdad, sin inventarse nada, a tal punto que, luego de hacer pública esa actividad social y de denunciar a los dos periodistas, ella se fue del cargo.

‘Un atentado contra el trabajo periodístico’

“Esto es un atentado contra el trabajo periodístico porque quieren silenciar con este tipo de denuncias espurias”, puntualiza José Daniel Rengel, quien lleva 22 años en el ejercicio de su profesión. Califica a esto como “gajes del oficio”.

PARA SABER

José Daniel Rengel trabaja en Radio Zapotillo 96.1 FM y Eduardo Loaiza Lima, en la televisora Cariamanga TV.

Abrir chat