El poder los divide y los une

No es la primera ni será la última vez que el país advierta absorto una maniobra politiquera a lo interno de la Función Legislativa; pues, ha sucedido en el pasado, sucede ahora y ocurrirá con seguridad en lo venidero mientras no cambiemos este sistema anacrónico y vergonzoso de nuestra democracia representativa.

Las pruebas sobran a la hora de sustentar nuestros asertos en referencia a la falta de representación popular. Los “padres de la patria” representan los intereses de los grupos electoreros que los pusieron en la papeleta del sufragio y no a sus “mandantes” que suscribieron un contrato de representación basado en un proyecto de trabajo.

Lo sucedido el día miércoles en la Asamblea Nacional con la votación negativa de todas las enmiendas constitucionales que fueron propuestas por trescientas mil voluntades para su trámite y resolución, la cual, posteriormente, debía ser ratificada por un referendo popular, no es otra cosa que un pandemonio legislativo.

Por arte de la politiquería, aquella camiseta verde flex que otrora representó la sumisión y obsecuencia del caudillo y que, luego de casi cuatro años de rencores, descalificaciones, vejámenes y demás vituperios de lado y lado; el morenismo y el correísmo volvió a brillar, se abrazaron nuevamente en defensa del poder, se perdonaron; ¡sí Pancho Pueblo! el interés personal fue superior al interés colectivo y, a partir de mañana volverán al redil del caudillo que los vio nacer; para que esto cambie les deseamos: …buen viento …y buena mar.

Lenin Paladines Salvador                          

leninbpaladines@hotmail.com

Abrir chat