Abuso sexual

En los medios de comunicación , diariamente  nos presentan noticias de crónica roja, pero con mayor frecuencia  violaciones a niñas y niños, adolescentes y hasta  ancianas,  que nos horrorizan  y nos  hacen reflexionar que se han perdido todos los valores morales de un tiempo a esta parte, pensamos que esto ocurre solo en familias con problemas sociales, que se dan en los suburbios o los barrios bajos, pero  la realidad es diferente, cuando constatamos  que este delito también  es común en escuelas y colegios  y en las más altas esferas  de nuestra sociedad. Para evitar el abuso sexual, lo más importante conocer es que  debe enseñársele a la prole desde pequeños, aunque tengan meses de edad, mientras lo baña  el nombre de cada una de sus partes y cuando llegue a los genitales, decirle estas son tus partes íntimas y nadie debe tocarte.

Si alguien quiere tocarte, grita, pide auxilio, yo siempre creeré en ti pase lo  que pase. Jamás tengas  temor a las amenazas, “le haré daño a tu mamá, hermanos  o  las personas que amas”, nosotros sabemos defendernos y te defenderemos  de cualquiera  que quiera hacerte daño.

Si tomamos estas medidas, estamos ayudando a la educación sexual del  pequeño  y enseñándole a defenderse de sus depredadores. Debemos hacer algo  desde el hogar y no solo esperar  de la fiscalía o los juzgados, porque estos a veces actúan lentamente  o dejan que los casos  se desestimen y archiven quedando en la impunidad tan repugnante acto contra  la sexualidad de nuestros seres amados, desestimación  que concluye por el paso del tiempo, o por la corrupción  de fiscales o jueces, que amasan fortunas ilícitas, sin importarles la angustia y el dolor ajeno, por lo que  es indispensable  cambios radicales en el sistema de justicia y reformar  las Leyes para que  se castigue  con todo el rigor a los administradores y operadores de la justicia deshonestos.

Luis Muñoz Muñoz

munozmunozla@hotmail.com

Abrir chat