El Parlamento Andino

El parlamento Andino, no es sino otra organización vergonzosa de derroche de los escasos recursos del Estado a favor de la burocracia dorada.

El Parlamento Andino No es sino “El club del buen vivir” Un punto de encuentro de derroche de los dineros de los países a los que dicen representar. La pomposidad, y los sueldos dorados, son muchas de las razones para pelear tanto estas dignidades. Viajes pagados para los parlamentarios y sus familias incluyendo al perro y al gato; residencia, cócteles a todas horas, son algunos de los beneficios de los que gozan los parlamentarios.

El Parlamento Andino políticamente no tiene razón de ser. Es una entidad que ni siquiera tiene el fuero de legislar. Por el bien de nuestras naciones este tipo de entidades deberían desaparecer. Paradójicamente los países más pobres, son los que más organizaciones inútiles tienen. Desde la década de los 70-80 en que fue creado el llamado Parlamento Andino, no ha hecho absolutamente nada que no sean buenas intenciones. Las políticas de la región deben ir encaminadas al bien común de los millones de seres humanos que la conforman, no a grupillos diplomáticos con buen paladar. Esperemos que los gobiernos que llevan la batuta del subcontinente hagan cambios profundos empezando por eliminar estas entidades que son una barrera para el desarrollo. Que alguna vez se haga algo por lo millones de seres humanos que formamos este gran país que se llama América. Que haya más escuelas y menos diplomáticos, más alimento y menos brindis. 

En esta sociedad de contrabando, de consumo de drogas y de corrupción, preguntémonos ¿qué ha hecho el Parlamento Andino sobre estos temas?

Hever Sánchez M.

Hever.sanchez@unl.edu.ec

Abrir chat