El inmortal…

La muerte de Diego Maradona conmovió al mundo, incluso más allá del campo deportivo. Los noticieros dieron amplia cobertura de lo que sucedía en Argentina y en otros países, en donde todo un pueblo llano lloraba y despedía a uno de sus mayores ídolos. El presidente Alberto Fernández decretó tres días de luto nacional…

Para muchos amigos cercanos al ‘Pelusa’ y aficionados al fútbol, siempre vieron en Diego Maradona a una especie de superhéroe, lleno de una gran fortaleza física que lo acercaba a lo inmortal. Entre lágrimas, les resultaba difícil aceptar que una de las mayores figuras del balompié mundial ya no estaba entre nosotros.

Y es que este ‘pibe‘ que surgió de los potreros de Villa Fiorito, en donde muerde con fuerza la pobreza, tuvo la virtud -con una pelota en sus pies- de producir y despertar tantas alegrías y emociones a su pueblo y a todos en general, cuando elevó a calidad de arte a la práctica del fútbol.

También, mostró una gran sensibilidad al no olvidar sus raíces, de ahí su identificación progresista que tantos resquemores produjo en una elite política latinoamericana que trató de opacar su figura con aquellos escándalos en los que ‘Diegol’ se vio envuelto, como resultado de una vida desordenada que no pudo ni quiso enrumbar. Sin duda, el precio de la fama cobró una alta factura a este fenómeno del fútbol…             

La muerte acabó con un ídolo de Argentina, no obstante, nació la leyenda de un hombre, con virtudes y defectos, con una gran capacidad de afectar, de una u otra manera, a quien lo vio jugar con la número diez…

Descansa en paz, genio!

Abrir chat