Ecuador, un país que busca trabajar

Hace pocos días el INEC reveló las últimas cifras relacionadas al mercado laboral. La tasa de empleo adecuado, que se describe como las “personas con empleo que, durante la semana de referencia, perciben ingresos laborales iguales o superiores al salario mínimo, trabajan igual o más de 40 horas a la semana, independientemente del deseo y disponibilidad de trabajar horas adicionales” a diciembre de 2020 se encuentra en 30,8%.

Para ser más concisos en nuestro análisis remontémonos a diciembre del año 2016, donde dicha tasa era del 41,2%. En Ecuador el empleo adecuado, tan solo tienen la dicha de tenerlo 3 de cada 10 ecuatorianos. Además, que, en tan solo 4 años, la caída ha sido de alrededor del 10%, esto significa que en este tiempo uno más de cada 10 ecuatorianos ha perdido ese empleo que tenía hasta el 2016. El escenario planteado en el país es triste, sobre todo porque estamos a finales de un gobierno sin pena ni gloria, y a inicios de uno nuevo, que al observar sus propuestas siguen quedando más preguntas que respuestas.

 Somos los ecuatorianos, quienes debemos exigir estas alternativas que expliquen de qué manera se pretende recuperar, al menos esos 10 puntos porcentuales perdidos de empleo adecuado e ir más allá a tratar de alcanzar, un bajo, pero importante 50% para los próximos 4 o 5 años.

Esa escala de soluciones necesita un sistema de gobernanza elemental, donde quien gobierne se dedique al fortalecimiento institucional y genere incentivos al desarrollo privado, un modelo donde este sector sea el motor económico, para que así no suframos nuevamente de caídas fuertes dependientes del dinero público. Urge una nueva ruta, pero es primordial que ese empleo se gestione con valor agregado, innovación y en el horizonte de la economía circular, basados en una gestión integral del territorio.

Leonardo Izquierdo Montoya

leonaro.izquierdo.m@gmail.com

Abrir chat