Ecuador en crisis

Ya habrá tiempo, de seguirle echando la culpa a Correa, de criticar a Arauz por no saber la primera estrofa del himno, de reírnos de los zapatos de Lasso, o de hablar del posible fraude a Yaku.

Ya habrá tiempo de seguir peleando por izquierda o derecha, aunque no se sepa de qué se trata cada una, de seguir discutiendo por quienes pasan a segunda vuelta, aunque pocos hayan leído sus propuestas, o de incluso seguir peleando por ser barcelonista, emelexista, o liguista, etc.

Para lo que ya no hay tiempo, es para seguir tapando lo que pasa actualmente en el Ecuador. A pretexto de señalar quien nos robó, dejar de lado a quienes nos siguen robando, de señalar quienes fueron corruptos y tapar a quienes lo siguen siendo, de echar la culpa a quienes perjudicaron al país, y ser ciego con los que ahora lo están destruyendo.

Mientras peleamos, el país se cae a pedazos, estamos en la cola de países que reciben vacunas, somos el tercero con mayor exceso de mortalidad desde que inició la pandemia, la pobreza multidimensional ya alcanza a casi la mitad de la población, y ni mencionar, los problemas de mercado laboral, decrecimiento, etc.

¡No! este editorial, no es para defender a ningún político, ni para criticar a quienes están peleando por pensar diferente. Este editorial es para reflexionar y que todas nuestras críticas, acusaciones o comentarios, no terminen sirviendo para tapar lo que sucede.

Santiago Ochoa Moreno

santiago_ochoa_2008@hotmail.com

Abrir chat