COIP: ‘corrupción e ineficiencia’ y ‘apuro’ pesaron en aprobación de reformas, según sectores

Se habla de un artículo subjetivo que se presta para demandar por cualquier tema. También se sugiere un amplio debate.

El trabajo de los comunicadores sociales, según diversos sectores, peligra con la reforma que la Asamblea eliminó el lunes pasado y que tras ello remitió al Ejecutivo.
El trabajo de los comunicadores sociales, según diversos sectores, peligra con la reforma que la Asamblea eliminó el lunes pasado y que tras ello remitió al Ejecutivo.

Periodistas lojanos opinan de las reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP), especialmente las relacionadas con la violación a la intimidad, aprobadas por la Asamblea Nacional, el 6 de mayo de 2021, y eliminadas el lunes pasado, tras las críticas originadas en el país. Hay criterios que todo se quiso hacer a última hora.

Reconsideración de la votación

Según informó el medio digital Primicias, José Serrano, presidente de la Comisión de Justicia y ponente del paquete de reformas al COIP, solicitó la reconsideración de la votación con la que se aprobó esa norma, la cual fue aprobada por 88 votos afirmativos, un blanco y 29 abstenciones. 

En la nueva votación, señala Primicias, por pedido de Serrano, se retiró la reforma al artículo 178 y la creación del artículo 178.1, que se referían al delito de violación a la intimidad. El paquete de reformas, ya sin esos apartados, fue aprobado con 90 positivos, un negativo y 38 abstenciones.

Vale recordar que las reformas, cuya luz verde se dio el 6 de mayo, no gustaron a diversos sectores del país por una supuesta intención de censurar a la prensa y eliminar pruebas en casos de corrupción. Las críticas se centraron en el artículo 178 del COIP, que se refiere a la grabación u obtención, y publicación de información de otra persona sin su autorización.

Pero, con las reformas se eliminaba la salvedad de que una persona, que participa de una conversación o un acto, pueda grabar a su interlocutor y luego difundir esta grabación como medio de prueba de un caso de un delito. El delito seguirá vigente como hasta ahora, incluyendo esa salvedad.

‘Nadie se opone a las normativas’

En criterio de la asambleísta lojana y también periodista, Jeannine Cruz Vaca, nadie se opone a que se introduzcan normativas para prevenir, intervenir y sancionar la violencia digital, en la que “somos principales víctimas mujeres, niños y adolescentes. Quién como yo que ha sufrido de violencia política en los últimos años”.

Acota que no por ello se puede restringir otros derechos o afectar a sectores que merecen de protección especial. Lo grave, según dice, es querer llevar a lo penal todos los conflictos sociales, “porque la cárcel no resuelve nada y más aún si son adolescentes quienes van a ella, porque se les afectará en su proyecto de vida de manera tal que alguien que requiere protección y guía podrá terminar siendo un delincuente”.

Jeannine Cruz expresa que se opone a que temas delicados se traten al apuro y menos guiados por el populismo penal. “Por eso me opuse a este proyecto de Ley, además, porque primero se debe garantizar el acceso a la información pública y la protección de datos personales. Si ni siquiera tenemos estas normativas, cómo podemos evaluar si en las normas administrativas ahí planteadas se requiere subir muchas de esas conductas a delitos”.

La legisladora comenta que la presión ejercida por la opinión pública hizo que la Asamblea Nacional diera marcha atrás a su propósito de reforma al COIP y con ello el artículo 178 se mantendría como está vigente hoy.

‘Demandar a cualquiera por cualquier cosa’

El periodista y director del espacio digital ‘Sin tapujos’, Wilman Morocho, manifiesta que el artículo es subjetivo y se puede prestar para demandar a cualquiera “por cualquier cosa que se publique en redes”.

“La aprobación de ese tipo de leyes demuestra el nivel elevado de corrupción e ineficiencia que, hasta el último momento, quieren curarse en sano para tapar sus corruptelas”, enfatiza el comunicador social lojano, quien espera que el proyecto, al haber sido enviado al Ejecutivo, sea corregido por el presidente, Lenín Moreno Garcés, quien deja el poder el próximo 24 de mayo.

El país, en un proceso de generar jurisprudencia

En criterio del también periodista lojano, Pablo Sanmartín Rodríguez, el país aún está en un proceso de generar una jurisprudencia y una afinidad legislativa para “ir abordando en estos temas y, a lo mejor, no hacer por separado este análisis, sino tratarlo para una nueva Ley de Comunicación, donde se inserte los contenidos que producen la Internet, las redes sociales y los nuevos esquemas tecnológicos que pueda inventar el ser humano”.

Señala que José Serrano debió precisar y, sobre todo, ampliar el espíritu del proyecto planteado a la Legislatura porque lo que “estamos manifestando tiene que ser en la Ley de Comunicación, claro que el COIP tiene que tener algunas situaciones que garanticen esa moral y esa ética”.

Sostiene que este tema deber ser abordado en forma amplia, principalmente si se está pensando en una nueva Ley de Comunicación, entonces, hay que “respetar ese interés en esta y no en artículos separados que a lo mejor puedan confundir el proceso de comunicación y el derecho a la libre expresión de los ciudadanos ecuatorianos”.

Art. 178 del COIP que sigue vigente

Violación a la intimidad. – La persona que, sin contar con el consentimiento o la autorización legal, acceda, intercepte, examine, retenga, grabe, reproduzca, difunda o publique datos personales, mensajes de datos, voz, audio y vídeo, objetos postales, información contenida en soportes informáticos, comunicaciones privadas o reservadas de otra persona por cualquier medio, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años.

No son aplicables estas normas para la persona que divulgue grabaciones de audio y vídeo en las que interviene personalmente, ni cuando se trata de información pública de acuerdo con lo previsto en la ley.

Abrir chat