Ciudadana gonzanameña dice que el alcalde quiere arrebatarle su propiedad

Lola Piedad Herrera manifiesta que el burgomaestre le ha negado en varias ocasiones el permiso de reconstrucción. Habla de intereses personales.

El Municipio de Gonzanamá, con fecha 13 de julio de 2021, responde a una petición presentada por la propietaria del inmueble.
El Municipio de Gonzanamá, con fecha 13 de julio de 2021, responde a una petición presentada por la propietaria del inmueble.

“El alcalde de Gonzanamá, Norman Omar Espinoza Luna, con oscuros intereses, se ha propuesto arrebatarme mi propiedad ubicada en las calles 10 de Agosto y Quito, esquina, de la ciudad de Gonzanamá”, expresa Lola Piedad Herrera, quien sale al paso a las expresiones del burgomaestre, respecto a la expropiación de un inmueble.

‘INPC dio paso a restauración’

La ciudadana se refiere a una información publicada por este diario digital HORA32, el martes 14 de septiembre de 2021, en la página 12, bajo el titular ‘Municipio de Gonzanamá expropia un inmueble’. Allí, el alcalde dice que la vivienda, al ser antigua, fue intervenida por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) y, tras aquello, dio paso a la restauración, cumpliendo especificaciones técnicas para conservar algunos materiales.

Norman Espinoza expresa que la casa tiene historia, pero que, asimismo, lleva muchos años en mal estado y que al haber algunos dueños no han podido llegar a un acuerdo para restaurarla, a pesar de continuos pedidos de anteriores administraciones.

Tras pedir comprensión a los propietarios, dice que tuvieron tiempo para trabajar y que no lo hicieron y que, por tanto, le tocó asumir la acción, aclarando que no tiene ningún interés personal, ni político, sino que busca el beneficio de la comunidad.

No se da paso al permiso

Lola Piedad Herrera, quien manifiesta ser propietaria de la mayor parte del inmueble, dice que el alcalde, en varias ocasiones, le ha negado el permiso de rehabilitación, reconstrucción y ampliación, cuyos planos arquitectónicos revisados y con visto bueno del INPC Regional 7 desde 2015 fueron presentados al Municipio el 5 de enero de 2016.

Acota que el INPC tiene inventariados y declarados más de 45 bienes patrimoniales en la cabecera cantonal, habiendo el alcalde autorizado la destrucción de dos de ellos: el uno en la calle Bolívar entre Loja y Quito, y el otro en la avenida Loja, en el ingreso a Gonzanamá.

“Hay otros bienes considerados con mayor historia que mi vivienda: el antiguo convento parroquial que, a la fecha, está en ruina. Ni en el período anterior ni en el actual se ha preocupado de su restauración”, enfatiza, al tiempo señala que, sin embargo, la autoridad pretende arrebatarle su propiedad privada, saltándose la Constitución y Tratados Internacionales vigentes.

Un lote sin utilidad

Lola Piedad Herrera considera que el alcalde tiene intereses personales y que ello deja ver cuando “aproximadamente a 10 metros de mi vivienda, en la calle 10 de Agosto, el Municipio es propietario de un lote de terreno de alrededor de 600 metros cuadrados, vacío y sin ninguna utilidad” y que allí podría plasmar sus ideas para el futuro, “como lo hizo mi querido abuelo, Víctor Manuel Carrión Febres, en el siglo anterior”.

VOZ

“El Municipio ha dispuesto ‘rematar’ bienes considerados no necesarios para la entidad. ¿Acaso mi propiedad correrá igual suerte?”,

Lola Piedad Herrera, propietaria

Abrir chat