Cientos de venezolanos están de ‘huéspedes’ en el cantón lojano Macará

Alcalde informa que hay cientos ya en la urbe y que teme un contagio masivo de Covid-19. No tiene dinero para alimentarlos.

La ciudad es, al momento, un sitio de estadía hasta lograr una solución a la movilidad.
La ciudad es, al momento, un sitio de estadía hasta lograr una solución a la movilidad.

El cantón Macará, en la provincia de Loja, a través de su alcalde, Alfredo Suquilanda Valdivieso, emite una voz de alerta a las autoridades. Es que, desde hace una semana, aproximadamente, está llegando una gran cantidad de ciudadanos venezolanos que intentan pasar al Perú y, al encontrarse con el Puente Internacional cerrado, optan por quedarse allí hasta ver la forma de ingresar.

Puente está cerrado

Cabe recordar que el Puente Internacional, a partir del brote de la pandemia del coronavirus, en marzo de 2020, se encuentra cerrado. Eso, al parecer, no conocían los migrantes y ahora se encuentran con esa dificultad.

Al cantón fronterizo llegan buses llenos de gente de Venezuela que, tras arribar, va caminando por la vía panamericana hacia el Puente. Ingresan mujeres con niños en brazos, embarazadas, adultos mayores, entre otros. Se considera que han arribado ya unos 300.

Alfredo Suquilanda informa que 10 regiones del vecino país se encuentran en cuarentena por el tema Covid-19 y, en ese sentido, ha militarizado la frontera con Ecuador para impedir el paso.

Lo más preocupante, dice, que el arribo masivo puede generar un generalizado contagio en Macará, así como un problema social porque hay personas que han llegado a la urbe sin dinero y, por tanto, se han dedicado a pedir caridad.

“Ya hablé con la gobernadora, Lorena Costa, y con la Acnur para que nos faciliten ayuda económica para alimentar a los migrantes”, expresa, al tiempo aclara que solicita el apoyo de las autoridades porque el Municipio se encuentra sin dinero, al no haberle transferido el Gobierno Nacional los recursos.

Revela que en la ciudad se encuentran ya cientos de venezolanos y que ello preocupa a todos y que, asimismo, ha solicitado el apoyo a Movilidad Humana, en Quito, para ver la forma de tender, juntamente con Perú, un corredor humanitario para atender a los recién llegados, pero se ha ofrecido primero analizar la situación.

Control en Carchi

Sobre una posible salida a esta situación, el burgomaestre dice que las autoridades ecuatorianas tienen la palabra cerrando el paso a los venezolanos en Carchi y que así se evitará el ingreso a Macará, ciudad de paso al Perú y Chile, que es el destino final de los migrantes.

VOZ

“Estamos angustiados acá porque no tenemos dinero para alimentar a los migrantes”,

“Espero que la gobernadora y el subsecretario de Movilidad nos ayuden lo antes posible”, Alfredo Suquilanda, alcalde de Macará.

Abrir chat