Catamayo, víctima de malos ciudadanos que echan basura en sitios no autorizados

Municipio concede acción pública para denunciar a los infractores. Advierte sanciones económicas. Comisaría sin competencia para castigar.

Personal del Municipio recoge la basura del sector Buenos Aires, pero tan pronto se va, nuevamente ciudadanos vuelven a botar allí desechos.
Personal del Municipio recoge la basura del sector Buenos Aires, pero tan pronto se va, nuevamente ciudadanos vuelven a botar allí desechos.

Una denuncia realizada por el ciudadano Pedro José Sánchez G. al alcalde del cantón Catamayo, en la provincia de Loja, Armando Figueroa Agurto, desnuda la realidad que se vive en los diferentes barrios de la ciudad, especialmente por la actitud desaprensiva de malos habitantes que echan todo tipo de basura. Funcionaria dice que para esta clase de infracciones hay sanciones.

Un pedido de ayuda al sector

Con fecha 19 de enero de 2021, Pedro José Sánchez, a través de un oficio, revela que el sector denominado entrada a Buenos Aires, contiguo al aeropuerto Ciudad de Catamayo, se ha convertido en un botadero de basura, materiales pétreos y en el canal que pasa por allí se arroja animales muertos, contaminando ese cauce que irriga varios huertos.

Agrega que, aparte de la suciedad y contaminación, el lugar se torna peligroso, particularmente en las noches que es cuando llegan personas a fumar, a consumir bebidas alcohólicas y también acuden parejas en vehículos. Indigentes también van por allí.

El ciudadano catamayense exhortó al burgomaestre a ejercer un control para que los residentes puedan vivir sin preocupación alguna. El Municipio, a través de Ana Gabriela Vaca Herrera, técnica del Departamento de Gestión Ambiental, responde a la solicitud de Pedro José Sánchez, señalando que esa dependencia recepta una gran cantidad de denuncias de gente que “sin conciencias alguna” deposita mal la basura y que ello ocurre en todo el cantón.

Dice que del sector Buenos Aires son también múltiples las quejas que llegan a la Municipalidad, relacionadas con el lanzamiento de basura y animales muertos, los cuales provocan malos olores y generan un mal impacto al ambiente del cantón.

Labores de limpieza

Ana Gabriela Vaca expresa que se ha procedido, mediante una minga, a la limpieza del lugar, pero que, sin embargo, tan pronto se realiza esa actividad, malos ciudadanos proceden a echar nuevamente basura.

Una salida, a decir de la técnica, es que, a través de las comisarías de Higiene y Ornato, se proceda al cierre de un lote de terreno, así como su limpieza. También su departamento gestiona la colocación de letreros informativos para que los moradores denuncien a los infractores y puedan ser multados.

Asimismo, dice que la ciudadanía catamayense tampoco colabora y que saca las fundas de basura cuando el carro recolector ya ha pasado o, en su defecto, arroja los desechos en lugares no autorizados.

Respecto a las sanciones, informa que, cuando es sorprendido el ciudadano por primera vez, la multa es de un cinco por ciento del salario básico unificado; si vuelve a cometer la falta asciende a un 15% y hasta un 20%.

En el cantón ni las quebradas secas se salvan del mal hábito ciudadano, donde en forma desaprensiva se deposita escombros y basura. El Municipio, según expresa la funcionaria, procede a limpiar y se lleva hacia el sitio permitido para ello, que está ubicado en el barrio La Vega.

Destaca el trabajo que realiza la entidad municipal, cada sábado, con el despeje de desechos de las quebradas secas. En esto, dice, tiene parte importante la comunidad que tiene vía libre para hacer su denuncia al Departamento de Gestión Ambiental, incluso con fotografías para, por medio de la página institucional, difundir sus rostros para que todos puedan dar con su identidad.

“La afectación no es solo para un sitio determinado, sino para todo Catamayo que se ve vulnerado en su ornato”, precisa, al tiempo informa que se tiene previsto una nueva limpieza en el sector Buenos Aires, incluso más allá de éste. La tarea la hace personal y el carro denominado escoba.

Operativos de control de la Comisaría de Policía

Respecto a la presencia de ciudadanos que van a Buenos Aires a beber, a fumar y también parejas, el comisario Nacional de Policía del cantón, Patricio Naranjo, informa que, con el apoyo de efectivos policiales, se vienen realizando continuos operativos de control, retirándolos de ese espacio.

La actividad, que se cumple también en varios lugares, consiste en retirar a los ciudadanos que buscan sitios alejados para poder libar. “Lastimosamente en el trabajo que compete al retiro de las personas no establece el Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanción alguna, aunque sí está contemplada en ordenanza”, puntualiza la autoridad.

“Nuestro trabajo va centrado al mantenimiento del control del orden público y seguridad de la ciudadanía, articulado con la Policía Nacional”, cuenta el comisario y acota que en el sector Buenos Aires se ha detenido a personas que consumen alcohol, pero que todo llega hasta allí porque la entidad no tiene competencia alguna para imponer una sanción y que únicamente se limita a retirar a los ciudadanos de allí.

VOZ

“La Policía Nacional ha detenido por el sector Buenos Aires a libadores, pero no podemos sancionar porque no tenemos competencia para ello y solo se los retira por hacer mal uso del espacio público”,

Patricio Naranjo, comisario de Policía

“La afectación no es solo para un sitio determinado, sino para todo Catamayo que se ve vulnerado en su ornato”,

Ana Gabriela Vaca Herrera, técnica del Departamento de Gestión Ambiental del Municipio.

“Por las noches ingresan personas a fumar, a beber y a estar en sus vehículos en pareja”,

Pedro José Sánchez G., habitante del sector Buenos Aires.

PARA SABER

En el barrio La Vega, ubicado al occidente de Catamayo, hay un sitio autorizado para arrojar los escombros.

Abrir chat