Camilo Espinosa Pereira: ‘El nuevo funcionario público debe tener una sólida formación en valores’

Dice que cuando no hay experiencia, el poder termina idiotizando a quienes ejercen el poder. Recomienda vigilancia.

Camilo Espinosa Pereira, consultor educativo lojano, habla del perfil del funcionario público del nuevo régimen.
Camilo Espinosa Pereira, consultor educativo lojano, habla del perfil del funcionario público del nuevo régimen.

El presidente electo del Ecuador, el pasado 11 de abril de 2021, Guillermo Lasso Mendoza, viene diciendo que llevará a la administración pública a la mejor gente.

El consultor educativo lojano, Camilo Espinosa Pereira, opina que los colaboradores del nuevo régimen deben tener, ante todo, una muy sólida formación personal, aparte de la lealtad, la honradez, entre otras cualidades.

Una escuela de valores

Camilo Espinosa Pereira, quien tiene altos estudios en filosofía, valores y epistemología, entre otra preparación académica, expresa que ser persona, antes que un montón de cartones, es haber tenido una buena escuela, especialmente en valores, que comienza en el hogar y que se consolida en el colegio, en la escuela, en la educación.

En los valores habla, por ejemplo, de la responsabilidad, la honestidad, la transparencia. Luego, señala que el funcionario debe tener equilibrio emocional, racional y espiritual, y argumenta que esto se refiere al hecho que no hay peor administrador que cuando se le entrega poder, este se le sube a la cabeza, transformándose en “prepotente, que se cree Dios bajado del cielo, potestad para hacer lo que le da la gana y que todos deben someterse a su capricho”.

Acota que, al contrario, un ser equilibrado transforma ese poder en servicio a los demás y que, lamentablemente encontrar a ese ciudadano es muy difícil, sobre todo, “cuando no tiene una trayectoria de ejercicio del poder y se le entrega por primera vez, es muy probable que se le suba a la cabeza (…). Hemos visto que el poder termina idiotizando a muchas personas que lo han ejercido”.

Conciencia del proyecto del país

El analista dice que también es conveniente que un funcionario tenga conciencia del proyecto de país, circunscrito dentro de una propuesta política y un norte, fijado en el camino hacia dónde se quiere llevar a esa nación.

La lealtad es otra de las características de todo buen empleado público, pero que esta, a decir de Camilo Espinosa Pereira, no solamente debe ser mostrada al presidente de la República, que es quien le permite ejercer ese poder, sino también hacia el pueblo ecuatoriano.

Argumenta que tampoco se puede esperar que por ese principio de lealtad con quien lo designa en un cargo, tenga “que tapar la corrupción y convertirse en alcahuete de quien lo nombró, entonces, allí viene la lealtad con el pueblo ecuatoriano”.

Sobre esto último, señala que lealtad con el pueblo es presentar su renuncia inmediata, caso que desde las altas esferas se le disponga realizar algo que no esté acorde con la ética y la moral. En este caso, pone el ejemplo de un gobernador del Azuay, en el régimen del presidente Rafael Correa, que dejó el cargo cuando se le impuso aplicar el decreto 813, mediante el cual se despedía a muchos funcionarios públicos. 

Vigilancia al nuevo funcionario

Sobre el comportamiento del pueblo ecuatoriano, respecto al accionar del funcionario electo por el nuevo régimen, Camilo Espinosa recomienda una vigilancia permanente, fiscalización de los actos, considerando que es un empleado del pueblo y el momento que no trabaje, como debe hacerlo, debe ser removido de sus funciones.

El consultor educativo enfatiza que el hecho de agitar una bandera, prestar un carro, entre otros, para la campaña electoral, no le da derecho a ser nombrado ministro, gobernador, empleado público, sino que debe ser un profesional competente e idóneo para ejercer el cargo.

“No hay peor castigo severo que se le pueda dar al pueblo que ponerle al frente de la administración pública a un funcionario mediocre, bueno para nada, que no tiene ni idea de qué hacer ni cómo hacerlo. Eso es un insulto a la inteligencia popular”, precisa.

PARA SABER

El nuevo régimen entra en funciones el 24 de mayo, tras la posesión en la Asamblea Nacional del electo presidente de la República, en este caso, Guillermo Lasso Mendoza.

Abrir chat