Bolívar Loján: ‘La primera tarea del nuevo presidente de la República es unificar y pacificar al país’

Bolívar Loján Fierro, conocido como el ‘Super Cuy’, opina que, tras la campaña, deben cesar los enfrentamientos e impulsar la unidad para que el país salga adelante.

El activista dice que los nuevos legisladores, electos este domingo 7 de febrero, deben trabajar en conjunto y olvidarse de sus ideologías.
El activista dice que los nuevos legisladores, electos este domingo 7 de febrero, deben trabajar en conjunto y olvidarse de sus ideologías.

El activista político lojano, Bolívar Enrique Loján Fierro, conocido por sus amigos y allegados como el ‘Súper cuy’, tiene clara la labor que debe emprender y en forma urgente el sucesor del actual presidente de la República, Lenín Moreno Garcés.

Dice que la primera tarea a cumplir, tras la posesión, el 24 de mayo de 2021, es unificar y pacificar al país, que, electoralmente, queda fragmentado, así como preocuparse por resolver los aspectos económico y sanitario, este último derivado de la pandemia del coronavirus que sigue azotando al mundo y, en el caso de Ecuador, presente desde el 17 de marzo de 2020.

¿Qué debe hacer el nuevo mandatario para unir al país?

Al estar el país, en los actuales momentos, electoralmente, separado, segmentado, porque hay grupos que se confrontan demasiado, entonces, la labor del nuevo presidente de la República, sea quien fuere, es bajar la guardia en ese sentido y, además, pacificar para que haya una buena estabilidad y si se quiere también una buena gobernabilidad.

¿Y el Covid-19 y el orden económico?

Al momento, el Ecuador tiene dos grandes problemas: la parte económica y la sanitaria, originada por la pandemia del coronavirus. Al primero, hay que levantar la estructura que está caída y en salud hay que trabajar intensamente en la obtención de las vacunas contra el virus.

Y la ciudadanía, ¿qué debe hacer?

Esta tiene una contraparte de mucha importancia, es decir, primero entender que así como vamos: enfrentados, sin respetar el criterio ajeno o insultándonos, no vamos a ninguna parte.

El llevar al país hacia adelante no es una tarea única del nuevo mandatario, sino de toda la sociedad, donde estén involucrados los activistas sociales, los trabajadores, los empleados, los taxistas y, por supuesto, el Estado.

Pero, ¿cómo hacer si el ciudadano está concentrado en cómo salir de esta crisis, originada por el Covid-19?

Sí, eso es entendible y mucha gente está más preocupada en cómo llevar el pan a su casa y resolver otros problemas, pero los que estamos en sintonía con esto también debemos bajar la guardia, aportar y, sobre todo, no dejar ese lastre que se crea con el insulto. En esta parte, la ciudadanía, aunque sea largo el proceso, debe intervenir profundamente.

¿En esta parte juega un rol vital el presidente como principal líder del país? 

El nuevo jefe de Estado debe tener una buena dosis de humildad y otra dosis de igualdad, esto es, ponerse en nuestros zapatos y eso es muy fácil porque, al llegar a la Presidencia, está resuelta de alguna manera su situación económica, pero la nuestra, de la colectividad, no.

En este sentido, es muy importante la reconciliación del país para, juntos, aunando esfuerzos, llegar, aunque no tan rápido, a la meta trazada.

¿Cuál debería ser el perfil de los colaboradores del próximo gobierno?

Aquí hay un problema que se debe tratar muy claro. Es hora de olvidar aquello que como el pueblo, o una parte de éste, lo lleva al poder al nuevo Ejecutivo, éste tiene que devolverle el favor con un puesto, no, esto no debe ser así. Debe rodearse de los mejores elementos, independientemente de su ideología.

Sin embargo, aquí está el problema. Los mejores, los expertos, los duros, los académicos, no quieren ir a trabajar en el Estado porque muchas de las veces salen con las tablas en la cabeza, sin lograr resolver los inconvenientes y un poco con el prestigio suelto.

¿Hasta ahora no se rodea del mejor equipo de trabajo?

Cuando el nuevo presidente llame a la paz, a la cordura, a la cordialidad y se comprometa que trabajará con los mejores y que el pueblo también entienda eso, creo avanzaremos.

Uno de los grandes problemas es que el presidente, el futuro presidente o los presidentes, se rodean de sus panas, ponen a uno de ministro de Salud, a otro de Turismo, de Economía, entonces, nuevamente empieza la segmentación y confrontación porque no estaría dando la oportunidad a lo que sería la masa del país.

Por tanto, queremos que se contrate a los mejores porque sí los hay en el país, que no necesariamente quieren ir a trabajar, pero tienen también que arrimar el hombro para que el país avance.

¿Qué hacer para combatir a la corrupción?

Hay que iniciar una lucha dura, pero ésta no avanzará si no hay documentación. No podemos combatir a la corrupción simplemente porque me dijeron. La lucha contra ella debe ser siempre documentada, entiendo que el corrupto no entrega recibos, pero si todos colaboramos y presionamos podemos llegar a nuestro objetivo.

¿Qué les pide a los nuevos asambleístas?

Unidad y que dejen a un lado aquello que yo represento a mi partido, que soy de derecha, que soy de izquierda. Es fundamental, primero, la unidad y la cordialidad, el cafecito con tamales para sentirnos bien y, segundo, un diagnóstico de los problemas de la provincia para ver de qué manera, legislativamente hablando, podemos avanzar, porque veo que están ofreciendo trabajo y esto no les compete a los legisladores.

VOZ

“Como ciudadanos debemos actuar como el monje: predicar y practicar, lo demás no tiene ningún sentido”.

“Siempre hay que mostrar lo que uno es por la patria, independientemente si somos de derecha o de izquierda”.

“El conocimiento que no se comparte no es conocimientos”.

Bolívar Loján, activista político.

PARA SABER

El activista vivió varios años en Venezuela.

Abrir chat