¡Atrévete! Y vive de verdad

Albert Einstein, decía que somos arquitectos de nuestro propio destino, no dejemos la vida en manos extrañas, no permitamos que las situaciones negativas, los malos ejemplos, el pasado, marquen el rumbo de nuestra vida, comencemos ahora mismo a construir un futuro poderoso haciendo las cosas con pasión, asumiendo riesgos. Soñemos pero hagamos que esos sueños se vuelvan realidad, tomando acción y no nos quedemos viendo como la vida pasa.

El alcance a los medios digitales y las redes sociales hace que vivamos en 2 mundos; por un lado tenemos a la tecnología, que nos envuelve pero no debemos olvidar que afuera también existe un mundo que vale la pena disfrutarlo, vivirlo y porque no desaprender para aprender cosas nuevas. Sin desmerecer las ventajas del internet y la tecnología que han sido muy útiles, es hora de volver a la realidad, de vivir el presente. Es importante hacernos cargo de nuestro hoy, el ahora está aquí y es válido disfrutarlo lejos de tanta tecnología.

Recordemos que el pasado ya no existe…  ¡Sí! Tal vez nos pueda aportar mucho, pero ya pasó; tomemos lo bueno y desechemos lo malo, hay que seguir caminando mirando al frente. El presente es lo único que tenemos, así que… ¡Vivamos y disfrutemos como si fuera el último día! La clave no es, no cometer errores, sino que la clave es: perseverar, a pesar de todo. La vida es demasiado valiosa para dejarla al cuidado de terceros.

Abrir chat