Venta en las calles de Loja, aún sin solución

A pesar de los controles es una actividad que continúa. Concejal afirma que el alcalde debe favorecer al respaldo que le dan.

En varias calles céntricas y por los mercados Mayorista y Gran Colombia están notificando.

18 Noviembre, 10 de Agosto, Rocafuerte, Miguel Riofrío, avenida Universitaria y otras, son las calles preferidas de las personas que decidieron que las aceras son sus ‘locales’ de venta y que a pesar de los años, las autoridades, aún no pueden encontrar una solución efectiva.

Entre las alternativas de los funcionarios del Municipio de Loja está la ubicación de vallas metálicas, letreros con frases como ‘No compres en las calles’, permanencia de los policías municipales y más, sin embargo, hay quienes hacen caso omiso.

A criterio del concejal, Santiago Erráez, las medidas adoptadas por el Municipio son pura pantalla para “tratar de decir que se está haciendo algo contra los vendedores autónomos”; adicional diferencia a quienes llegan de las parroquias y sector rural a vender verduras, frutas y más; y quienes venden ropa, alfombras, medias y más prendas de vestir.

Cree que se les debe ayudar con puestos y cumplir el ofrecimiento de realizar nuevos mercados, pero también desintegrar a quienes estarían aprovechando este modo de trabajo para realizar otro tipo de actividades ilícitas como microtráfico, portar armas blancas…

“Algunos informales respaldan la gestión del alcalde (Jorge Bailón Abad) y se los vio en la tarima cuando se hizo una marcha de respaldo”, sostiene y por eso cree que es una pantomima y que por eso deja pasar el tiempo y actúa con otros métodos.

Trabajo

El director de Seguridad Ciudadana y Control Público, Fabián López, cuenta que iniciaron con socializaciones y ahora están en la fase de notificación, luego vienen los decomisos y se aplicarán multas dependiendo el incumplimiento. Por ejemplo, en la mañana de ayer (6 de octubre de 2021), notificaron a quienes incumplieron la Ordenanza y que se encontraban por las calles Machala, entre Ancón y Guaranda.

“Les pusimos a disposición puestos dentro de los mercados Gran Colombia y en el Centro Comercial”, afirma y cuenta controlaron las ventas en otros sectores.

En la calle 10 de Agosto, a decir de López, casi ya no se practica la venta informal, esto gracias al apoyo de los comerciantes del sector.

A pesar que han recibido amenazas de algunos vendedores, intentan hacer cumplir la Ley en buenos términos; “muchos de los informales son delincuentes, pero no nos amedrentan”, puntualiza.

CLAVE

Están notificando a quienes realizan actividades comerciales en las calles sin los debidos permisos.

Abrir chat