Una vida con valor

En estos días somos conscientes de lo efímero que es todo, que nada es permanente, que cada momento es imprevisible, últimamente reflexionamos sobre el valor de la vida, y esto nos lleva a tomar la conciencia sobre lo imprescindible que es, que cada momento se viva intensamente.

No sabemos qué es lo que sucederá y nos surgen temores hacia ese fin desconocido, lo único que tenemos claro es lo que estamos vivenciando en este preciso momento, seamos conscientes que cada minuto cuenta, que debemos empezar a cultivar esa atención plena, sin postergar lo realmente importante por priorizar proyectos, trabajo, preocupaciones, y demás cosas que ocupan nuestro tiempo.

La vida nos enseña con experiencias que apreciarla siempre es buena idea, la vida nos enseña a valorar a las personas que tenemos cerca, no cuando las perdemos. Ten el valor de tomar el riesgo, no te quedes con las ganas, con la vergüenza, con las dudas, con ese en realidad “no importa”, a veces viene a nuestra mente ¿qué hubiera pasado si…? Y se convierten en una colección de incertidumbres que te acompañaran por siempre, nos recriminamos por no haber tenido el valor de decir o hacer lo que queríamos. A veces nos arrepentimos del pasado y nos angustiamos por el futuro, y así, no disfrutamos lo que está ocurriendo aquí y ahora.

Abraza la vida con pasión, enfrenta los obstáculos con fortaleza, vence el temor, lucha con todas tus fuerzas, diviértete, no lastimes a nadie, no te rindas, ríe, motívate, descubre tu grandeza.  La vida lo es todo, ¡vive tu vida con valor!

Patricia Carrión Pilco

patbethc@hotmail.com

Abrir chat