Un Quijote sin mancha

No es tarea fácil escribir unas pocas líneas sobre los méritos y personalidad de uno de los valores de esta tierra que ha contribuido con su ejemplo y actitud a rubricar una de las páginas más brillantes de la historia provincial. Me refiero a la personalidad del connotado ciudadano, Lic. Julio Eguiguren Burneo, que durante su fecunda existencia supo ganarse el aprecio y consideración de sus conciudadanos. Pero aquella tarea que se cumplió con eficiencia y responsabilidad recomendables no debe echarse al olvido sino recordarse para que sea guía y estímulo a las nuevas generaciones para seguir luchando con optimismo y decisión por el adelanto y progreso de nuestra greda negra y generosa.

Por eso juzgo correcto que entidades representativas como el Concejo Municipal, en actitud de ecuanimidad y justicia, como reconocimiento a su fecunda labor en beneficio de nuestra Patria Chica, deben recordar su obra designando con su nombre a una de las calles, plazoletas o espacio urbano que encuentre adecuado el ayuntamiento.  El Lic. Julio Eguiguren Burneo desde las funciones que desempeñó, por ejemplo, como Gobernador de la provincia, siempre dejó una huella de pulcritud, honradez y capacidad admirables. Entonces, es bueno y tonificante hacerlo especialmente -en esta hora- en que los principios morales, las normas éticas, hermosas lecciones de ayer, hoy se las han echado por la borda y que, no obstante, estamos decididos a recuperarlas, propiciando la rectitud y ponderación en el manejo de la cosa pública, con la certeza que contribuirán al engrandecimiento y desarrollo de nuestro pueblo que bien se lo merece. Por lo mismo, manos a la obra. ¿Estamos?

José Benigno Carrión M. 

josebenignocarrion@hotmail.es              

Abrir chat