Un camino de zozobra

El pantanoso camino electoral para posesionar al nuevo Presidente de los ecuatorianos el próximo 24 de mayo, ha sido largo, tortuoso, estructuralmente deficiente y, en algunas etapas, con evidentes pruebas de ilegalidad; al colmo que cuatro de los Consejeros del CNE fueron destituidos de sus cargos en primera instancia, esperando la decisión del Pleno respecto de la misma.

Cuando las bases de una estructura son deficientes, hasta el castillo más imponente caerá dejando una nube de dolor, inseguridad, repudio ciudadano y convulsión social. El caso que nos ocupa es real, pues el nombramiento de Atamaint y Cabrera como integrantes del CNE violando expresas disposiciones legales lo configura, pues, la norma prohibía que un integrante del CNE en funciones puede participar en el concurso para la elección del nuevo Consejo; y, respecto de los dos prenombrados, eso sucedió y el Cpccs transitorio lo permitió.

Son muchos los barullos que han ido quedando en el camino, el último, la confrontación con Fiscalía y Contraloría y una marcha indígena de impredecibles consecuencias, pues aunque hasta ahora ha sido pacífica y respetuosa, nada se puede garantizar cuando el pueblo se siente burlado y menoscabado en su democracia, único camino para una auténtica libertad.

El Ecuador vive una crisis de valores, una estructura inadecuada y un sistema electoral que no garantiza transparencia y respeto a la voluntad soberana, para que esto cambie les deseamos: …buen viento …y buena mar.

Lenin Paladines Salvador                    

leninbpaladines@hotmail.com

Abrir chat