Sectores consideran que la población educativa no está preparada para la jornada presencial

Stalin Jaramillo opina que habrá gastos: uniformes, útiles escolares, cuando, incluso, varios alumnos migraron de los particulares a los fiscales para evitar el pago de pensiones.
Stalin Jaramillo opina que habrá gastos: uniformes, útiles escolares, cuando, incluso, varios alumnos migraron de los particulares a los fiscales para evitar el pago de pensiones.

La disposición del Gobierno Nacional del retorno progresivo a clases presenciales no gusta a sectores. Es que la consideran inadecuada y que bien se debió dejar aquello para el próximo período lectivo 2021-2022, en el caso del régimen Sierra que está por finalizar la actividad.

Los planteles educativos fiscales, fiscomisionales y particulares, a partir del brote de la pandemia del coronavirus, en marzo de 2020, optaron por trabajar vía telemática. Ahora, se ha señalado que docentes y alumnos retornen a las aulas.

Para el activista social, Stalin Jaramillo Peña, el hecho que se reabran las aulas de escuelas y colegios es un peligro porque los estudiantes pueden ser los transmisores del virus a casas que tienen alto riesgo de vulnerabilidad.

Otra de las razones, en su criterio, es que ni siquiera se ha inmunizado a un 10% de la población ecuatoriana y a ello se suma las quejas diarias de los planteles educativos que carecen de recursos económicos para el mantenimiento de la infraestructura, peor aún para la limpieza, a través de la adquisición de insumos de bioseguridad, aparte que “hay demasiados alumnos por aula que tienen menos de un metro cuadrado por persona, desde ahí se termina el distanciamiento recomendado”.

Stalin Jaramillo Peña, en este contexto y en su condición de padre de familia, solicita a las autoridades que revean esta decisión y den espacio a la prudencia, principalmente si “recién pasamos por una etapa de confinamiento y aún se ve que hay contagios”.

Considera que, una vez en clases presenciales, a los niños no les pueden atar sus deseos de cercanía con sus compañeros o a los jóvenes sus abrazos de confraternidad. “Debemos tomar en cuenta que nuestra idiosincrasia y cultura de respeto a las normas es muy diferente a las de otros países que están saliendo de esta pandemia, pero muchos de ellos están por encima de un 80% de personas inoculadas”.

Expresa que se debe esperar el ofrecimiento del nuevo presidente de la República, Guillermo Lasso, de que ejecute su programa sanitario contra el Covid-19, denominado 9/100, toda vez que con esa seguridad de protección habrá la confianza y estabilidad para las labores escolares.

VOZ

“No hay garantía que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) controle constantemente a cada institución educativa”,

Stalin Jaramillo Peña

Abrir chat