Restricciones y elecciones

El nuevo estado de excepción se ha convertido en una farsa debido a que no soluciona el problema endémico en el que se ha convertido la pandemia. Caso preocupante y serio que alguna autoridad local manifestó hace poco más de un año que la epidemia no llegaría a nuestra ciudad y a nivel nacional Loja se ha transformado en uno de los cantones con más contagiados y más fallecidos. Debemos apelar a la conciencia de la ciudadanía y a cuidarnos nosotros mismos porque vuelvo y repito nuestras autoridades seccionales y nacionales son meramente decorativas, cada uno debe cuidarse por sentido de supervivencia y cumplir las normas por sentido de mantener el orden constituido ya que no hay quien gobierne.

Confinados y a cuatro días de ir a las urnas con el sesenta por ciento de los electores ya decididos por quien votar nunca faltan los resentidos y oportunistas que quieren interferir en las psiques de los indecisos mostrando realidades que no lo son haciendo creer a quienes por un motivo u otro o por la emergencia nacional no han podido recorrer la República, parcializan lo que un grupo de troles manipulan en las redes sociales como si eso cambiara la historia.

El domingo 11 de abril tenemos la responsabilidad única, inherente, genuina y emergente de no equivocarnos; de dejar apasionamientos, de no pensar en revanchismos, de no dejarnos arrebatar la patria. Cada candidato tiene sus aliados y a los candidatos se los conoce por sus adláteres y sus seguidores el juicio cae por su propio peso y es axiomática y concluyente la verdad de ese dicho.

Por esta vez y con toda la repercusión e importancia histórica que tienen estas elecciones los ecuatorianos debemos ir a votar no por provecho sino con la memoria.

Ricardo Guamán Araujo

Twitter: @EMDLS

Abrir chat