Loja necesita una nueva visión integral del territorio

He podido observar que en nuestra ciudad cada día tenemos más dificultades económicas, sociales, ambientales e institucionales. Los liderazgos se fragilizan al momento de las decisiones y existen graves carencias técnicas y falta de un horizonte temporal adecuado. 

En el marco de una planificación urbana sostenible la construcción participativa es preponderante, y para ello los actores públicos, privados, academia y sociedad deberíamos estar trabajando de manera directa en esta propuesta de desarrollo que necesita nuestra ciudad.

Desde la sociedad civil conocemos a plenitud las problemáticas, pero lastimosamente no hemos sido partícipes directos de las soluciones. Debemos activarnos, los colegios de profesionales, los colectivos sociales, ambientales, los entes productivos, grupos de diversos intereses; es momento de marcar el camino hacia el cambio. La pandemia nos ha enseñado muchas cosas, entre ellas está la adaptación, no sobrevivirán ni los más rápidos, ni los más grandes sino aquellos que logren adaptarse a los cambios. Bajo esta misma premisa creemos pertinente que la sociedad requiere de manera urgente nuevos mecanismos. Por este motivo, nos urge una gestión inmediata e innovadora que nos permita llegar a un mejor estilo de vida.

La propuesta debe ser asumida primero con visión integral del territorio, estableciendo un eje normativo mínimo, una base política clara y acciones de política pública que prioricen las agendas que vengan de la ciudadanía y sus intereses. La priorización se define con base en la planificación urbana sostenible, gestión de riesgos, resiliencia, armonía socio-ambiental, movilidad sostenible, gobierno abierto, entre otras. No hay más tiempo, el momento ha empezado, vamos por el cambio y requiere de todos para transformar nuestra realidad.

Leonardo Izquierdo Montoya

leonaro.izquierdo.m@gmail.com

Abrir chat