Loja, la ciudad más cara del país, necesita políticas nuevas

El costo de la canasta básica familiar ha subido respecto al 2019 de $740,27 a $ 741.22.

Loja es reconocida por sus atractivos turísticos, cultura y música
Loja es reconocida por sus atractivos turísticos, cultura y música

Por tercer año Loja, ‘destaca’ como la ciudad más costosa, de entre nueve (Esmeraldas, Manta, Guayaquil, Machala, Santo Domingo, Ambato, Quito, Cuenca y Loja), en términos de canasta familiar básica que recoge gastos en alimentación, vivienda, indumentaria y más.

Esta información la refleja el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) y considera el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

¿Qué es el IPC y para qué sirve?,

Según explica el asesor empresarial, Marlon Tandazo Palacio, es un dato informativo que se levanta a través de captación directa de precios en establecimientos económicos y viviendas alquiladas del área urbana de las ciudades antes citadas.

Se recogen los precios de contado que pagan los hogares al comprar productos y servicios. Son 75 (alimentos y bebidas; vivienda; indumentaria; misceláneos) los que integran la Canasta Familiar Básica que, según el INEC, adquiere al menos una vez al mes un hogar de cuatro miembros, en donde más de uno de sus integrantes genera ingresos. 

De ahí que los precios sean distintos entre ciudades, porque no es la misma estructura de costos en cada sitio. Por ejemplo, productos del mar podrán ser más baratos en la Costa que en la Sierra, por la distancia entre el sitio de origen y destino final.

Consumo

En Loja, este 2020 el rubro de ‘alimentos y bebidas’ es más alto (243.54 dólares) que en las 8 ciudades restantes (Quito $236.18; Guayaquil $221.93). Tandazo considera que esto podría justificarse desde la dinámica productiva de Loja, enfocada en consumo antes que en producción. Por tanto, al no contar localmente con oferta para satisfacer la demanda, corresponde traer la producción de otros lugares.

Otro rubro más alto en Loja que en otras ciudades son los ‘misceláneos’ y dentro de este el transporte; el pasaje de transporte público en Loja cuesta 30 centavos desde el 2014, mientras en Quito aún se paga 0.25. En ‘vivienda’, los alquileres de departamentos son más altos en Loja ($170.69) que en promedio nacional ($159.33).

Con este criterio concuerda el sociólogo, Jorge Ochoa Astudillo y analiza que existe un enclave geográfico distante de la burocracia, poder y económica, deja el sistema económico y social distinto; sintiéndose también la cercanía con el vecino país de Perú.

“Aunque puedan venir productos económicos de Perú, los intermediarios y comerciantes desfasan los precios y los elevan”, insta y también puntualiza que en la provincia se produce café y maíz, pero se lo vende igual caro.

Historia

De acuerdo a un análisis de la Revista Gestión Digital, desde su doble fundación, una el 1546 en el actual Catamayo y la definitiva el 8 de diciembre de 1548, Loja ha ido tomando importancia en la vida económica y social del Ecuador. Principalmente por su cercanía con Cuenca y también por su ubicación, que colinda al sur con Perú y en donde se permite el tránsito de mercaderías y también de personas.

De igual manera, el desarrollo de actividades culturales, principalmente, luego de su independencia el 18 de noviembre de 1820, llevó a que con el tiempo se conozca a Loja como ‘La Centinela del Sur’ o ‘La Cuna de Artistas’.

En la actualidad, Loja es reconocida por sus atractivos turísticos, cultura y música. Además, destaca su orden y limpieza, por ello entre 2001 y 2002 fue reconocida con el Bronce a la Ciudad Ecológica del Mundo, primer lugar en Participación Ciudadana y un premio Ciudad Saludable. Por ello es un atractivo turístico y también por su diversidad, pues personas extranjeras deciden residir.

En 2020, Loja compite por ser considerada una de las ciudades más sustentables del mundocon 54 ciudades de más de 26 países. Aduce cambios en el transporte público, implementa sistema de ciclovía y el manejo responsable de desperdicios. Además, cuenta con el uso de energías limpias con la Central Eólica Villonaco”.

Proyección

Jorge Ochoa es consciente que la mayoría de personas esperan un nivel de vida más sostenible, pero aclara que esto se encamina con buenas políticas públicas, con un sistema económico bien administrado y ecuánime para todas provincias.

“Esperar un cambio económico es difícil, aunque es un año electoral”, cita y dice que depende del cambio de autoridades, que se ejecute un buen inicio de gestión y de ahí que cumpla el plan de Gobierno. No avizora un cambio mayor para el 2021, considerando también la deuda externa, la pandemia que no se frena, que el desempleo aumenta.

Sugiere que es necesario un acercamiento entre los distintos sectores, sean productivos, comercial, público, privado para analizar el tema y determinar posibles políticas que ayuden a cambiar aspectos de evolución económica.

RECUADRO

Detalles

A 2018, el Valor Agregado Bruto (VAB) de Loja fue de 1.308 millones. El 28,2% ($368,6 millones) se generaron en la construcción. El mercado inmobiliario en Loja es reducido, por ello los precios de las viviendas superan al resto de ciudades. Para atender esta necesidad, gran parte de recursos se enfocan en la construcción. En 2007 se destinaba únicamente $ 99 millones a ello; en 2018 ese valor se multiplicó en tres veces.

Los servicios en la dinámica económica de Loja tienen gran importancia. Las actividades profesionales (167,6 millones), transporte información y comunicaciones ($149,59 millones) y el comercio ($ 136,79 millones) suman un 34% del total.

De igual manera, para solucionar el problema de los alimentos que implican costos de transporte, se ha incrementado la participación de la agricultura, aunque sigue siendo muy reducida. En 2007, aportó $11,5 millones, pero en 2018 el valor agregado fue de $21,7 millones, casi se duplicó. Para que se haya dado toda esta dinámica hay un factor fundamental que empuja la economía: el crédito. (Fuente Revista Gestión Digital)

VOZ

“El top ten que está Loja en el tema económico, para nada es bueno, porque hay mucha gente que no tiene acceso al salario digno o básico”.

Jorge Ochoa Astudillo

Sociólogo.

Abrir chat