Le niegan por ser viejo

Indignación, por decir lo menos está causando la política crediticia de los bancos y más entidades financieras, que niegan créditos a las personas de la tercera edad o mayores que sobrepasan los 70 años a pesar de sentirse capaces de invertir en un emprendimiento, para salir adelante en este tiempo de pandemia y ser útiles en la economía familiar.

Estos ciudadanos que no quieren seguir bostezando ni aporreándose en el camino que les queda por recorrer, encuentran trabas cuando solicitan un crédito en las instituciones financieras, porque su estado de salud y su proyección de vida influyen mucho a la hora de ser candidato a un préstamo.  Mayoritariamente le niegan por ser viejo, según una investigación de El Universo.

Una bella reina cantonal que participó en la elección de la Soberana de la Provincia de Loja, manifestó que de salir electa enfocaría su trabajo en los niños y adolescentes.  ¿Y los viejitos? ¿Se olvidó, los marginó?  Todos se olvidan, porque se niegan a ver la vida en la vejez, llena de soledad y olvidos.

En el gobierno del expresidente Lenin Moreno, se estableció una línea especial de préstamos para mayores de 65 años a través de BanEcuador, pero el monto disponible no cubre la demanda.  Es necesario conocer las políticas sociales del gobierno del encuentro y su impulso a la generación de créditos para este sector vulnerable, como parte de su responsabilidad social, que evite caer en las redes del chulco o ser víctimas de estafas.

Las financieras tendrán sus razones, pero hay que encontrar soluciones para no desanimar la esperanza de los adultos mayores, que son los representantes más evidentes de la condición humana; y que, si algún día nos toca ocupar ese lugar, que no sea sino aquel que hayamos tejido con nuestro compromiso de vida o con nuestra incuria.

Adolfo Coronel Illescas

Abrir chat