Las fuertes lluvias vuelven a atemorizar a los lojanos

También hubo presencia de granizo, que se da después de varios años en la localidad.

Tras el desbordamiento del río Malacatos, este miércoles 17 de marzo, troncos y otros desechos quedaron regados en la calzada de la avenida Manuel Agustín Aguirre.
Tras el desbordamiento del río Malacatos, este miércoles 17 de marzo, troncos y otros desechos quedaron regados en la calzada de la avenida Manuel Agustín Aguirre.

La ciudad de Loja, la tarde de este miércoles 17 de marzo de 2021, nuevamente sintió la fuerza de la naturaleza a través de intensas lluvias, granizada y un nuevo desbordamiento del río Malacatos.

Fueron varios sectores de la urbe los que se vieron afectados nuevamente. Por ejemplo en la parte sur, como en La Argelia, varios tramos de la avenida Pío Jaramillo Alvarado se inundaron. El sector del mercado Mayorista también sufrió los embates de la lluvia al inundarse varias calles. A ello se suma la granizada que sorprendió a los lojanos, pues son varios años en los que este fenómeno natural no se había hecho presente en la localidad.

Pero lo que más llamó la atención e incluso volvió a causar temor fue el incremento considerable del caudal del río Malacatos y su desbordamiento en la parte céntrica de la ciudad. Varias calles como la avenida Universitaria, Manuel Agustín Aguirre, Imbabura, Colón y 18 de Noviembre, todas ellas ubicadas cerca al parque Bolívar, se inundaron y volvieron a atemorizar a los ciudadanos.

Tras calmarse las lluvias, los mismos ciudadanos se encargaron, con escobas, palas y otras herramientas, de limpiar las aceras y parte de las calles que quedaron con una espesa capa de lodo, así como también ramas e incluso basura inorgánica.

También se hicieron presentes obreros y funcionarios del Municipio de Loja, que con maquinaria y de forma manual, removieron el sedimento y otros restos que fueron arrastrados por la fuerte corriente del Malacatos y que finalmente quedaron desperdigados sobre las aceras y la calzada.

Durante estos últimos días, las lluvias han sido intensas en la hoya lojana, y ello ha derivado en otros problemas, como deterioro de algunas arterias viales de la ciudad, daños en viviendas y en los sistemas de agua Curitroje y Carigán, que sirven para abastecer del líquido vital a un gran número de barrios lojanos.

PARA SABER

El servicio de agua potable sigue sin restablecerse en muchos barrios lojanos.

Abrir chat