La Policía Judicial entrega 10 armas de fuego y 13 municiones al Centro de Control de Armas

Se conoce que estos artefactos son de fabricación artesanal y serán fundidos, posteriormente.

Las armas de fuego fueron incautadas durante los operativos policiales.
Las armas de fuego fueron incautadas durante los operativos policiales.

Cinco escopetas y cinco revólveres, de fabricación artesanal, y 13 municiones, entregó Jairo Jaramillo Ramos, con grado de teniente, oficial operativo de la Policía Judicial, a Nelson Gómez Villavicencio, con rango de mayor, jefe en Loja, del Centro de Control de Armas del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador.

Jaramillo Villavicencio indica que las 10 armas de fuego y la munición fueron incautadas en los diversos operativos que la Policía del servicio preventivo,  investigativo y de inteligencia ejecuta en la ciudad y provincia de Loja. Los procesos judiciales por la tenencia o porte ilegal de esos artefactos han concluido y deben destruirse.

«De esta manera estas armas de fuego quedan fuera de circulación y uso de las organizaciones criminales y de las personas que actúan al margen de la ley y usan estos artefactos para amedrentar a las personas y de esa manera sustraer violentamente sus bienes», manifiesta el oficial operativo de la Policía Judicial.

Posterior será la destrucción

El jefe del Centro de Control de Armas de Loja indica que las armas de fuego entregadas por la Policía Judicial son inventariadas, embodegadas y el Departamento de Control de Armas de Quito establecerá la fecha y la hora para evacuar ese material y luego continuar con la destrucción en donde disponga el Comando Conjunto.

«Tenemos que recibir las disposiciones del escalón superior quien decidirá a donde se evacuará este material para que posteriormente sea destruido. Las armas de fuego serán fundidas», explica Gómez Villavicencio, quien indica que para la recepción de las armas de fuego se debe contar con una orden judicial.

Gómez Villavicencio indica que también reciben armas de fuego cuando aún se desarrollan los procesos judiciales y las mismas pasan a ser parte de la cadena de custodia y el juez decida si las mismas son destruidas o son devueltas a sus propietarios. La destrucción se realiza manteniendo las normas para cuidar el entorno natural.

CLAVE

Los procesos judiciales por esas armas de fuego han concluido.

Abrir chat