La danza es una disciplina, no un pasatiempo.

Primero quiero hacer notar que la acción de bailar y la danza no son lo mismo. La primera es algo más libre, más social; mientras que en la danza se siguen esquemas, en verdad muy específicos. La danza puede ser: el ballet, el baile contemporáneo, el tango, entre otros; en cada una de ellas se debe tener posturas y pasos específicos que deben ser sutiles y enérgicos a la vez.

Pero en ocasiones siento que el baile es subestimado. A veces escucho decir que el baile es algo muy fácil, “simplemente se lo realiza y ya”, pero va más allá de eso. La danza requiere de entrenar por horas y horas, practicar un paso complicado por mucho tiempo y aprenderte varias coreografías para, en 3 o 10 minutos de presentación, mostrar todo lo que importa y que se refleje la alegría que genera hacer lo que te gusta.

La danza es una disciplina, no un pasatiempo. Ser bailarín es más que seguir pasos y coordinar el cuerpo, se debe poner mucho esfuerzo y dedicación, ser bastante estricto con uno mismo y querer superarse.

El baile para mí es sin duda una de las cosas más importantes, es algo que hago desde que tengo memoria, aproximadamente desde los tres años.

Considero que bailar no es simplemente mover tu cuerpo. Bailar es sentir cada movimiento, porque el público nota una gran diferencia cuando tú disfrutas lo que haces. El baile se debe tomar enserio, no se debe subestimar y se debe hacer con el corazón. Claro que esto vale para cualquier disciplina, cada uno debería encontrar ese algo, que lo hace mejor como persona.

Romina Castro Ortiz

Abrir chat