Fundación de Catamayo lamenta no haber plasmado un hospital para enfermos terminales

La crisis económica pasó factura a pacientes. Terrenos fueron revertidos. Municipio ofrece continuar trabajos.

El esfuerzo de los socios, de la ciudadanía, del Municipio y la Prefectura de Loja quedó trunco, en el terreno de las calles 3 de Noviembre y Juan Montalvo.
El esfuerzo de los socios, de la ciudadanía, del Municipio y la Prefectura de Loja quedó trunco, en el terreno de las calles 3 de Noviembre y Juan Montalvo.

En la administración municipal, período 2005-2009, del entonces alcalde de Catamayo, en la provincia de Loja, Héctor Benigno Figueroa Cano, se entregó en condición de comodato dos lotes de terreno a la Fundación Inmaculada Concepción de Enfermos Terminales.

La entrega originó alegría

La acción social del Ayuntamiento llenó de emoción a un grupo de mujeres del barrio Isidro Ayora que, preocupadas por la gran cantidad de enfermos terminales, optaron por darle vida a la Fundación.

La actividad fue liderada por Carmita Ramírez (+), quien padecía de un cáncer. Tras la constitución, el organismo empezó a realizar labor de ayuda, a través de la visita a los enfermos y entrega de medicamentos. Una religiosa contribuyó a la labor de voluntariado.

La secretaria de la Fundación, Jhoana Sempértegui Ramírez, en declaraciones para el informativo ‘B-Q Noticias’, conducido por Eduardo Valdiviezo, de Radio Boquerón 93.7 FM, cuenta que, ante la necesidad, se ideó construir un hospital del día para que las personas puedan acudir allí en busca de atención médica.

Entonces, empezaron las gestiones ante el Municipio. El pedido fue escuchado por el burgomaestre de aquel entonces, entregándoles los dos lotes de terreno en comodato.

Con los dos espacios en poder de la entidad sin fines de lucro y al contar en su seno, según dice Jhoana Sempértegui, con profesionales en distintas ramas, en especial ingenieros y maestros de la construcción, así como médicos, arrancó la edificación de la infraestructura en el lote de terreno, ubicado en las calles 3 de Noviembre y Juan Montalvo.

Destaca el apoyo del Municipio de Catamayo y la Prefectura de Loja. “Fue un acto emotivo la colocación de la primera piedra por la expectativa que se originó en los socios y la comunidad catamayense”, recuerda y acota que se arrancó con toda la energía para concretar el proyecto, organizando actividades para reunir fondos económicos, como comidas típicas, venta de flores en noviembre, entre otras acciones.

Crisis y paralización de la obra

Con nostalgia cuenta que llegó la crisis económica al país, especialmente a Catamayo, y la factura la pagó la obra que había empezado, paralizando por completo las actividades, agravándose el hecho cuando delincuentes no identificados forzaron las seguridades de la bodega y se llevaron todos los materiales.

A ello se suma el hecho que la Fundación Inmaculada Concepción desmayó en su accionar, como secuela de la crisis económica, la pandemia del coronavirus, entre otros avatares, sepultándose definitivamente el sueño de levantar un hospital del día para la atención a los enfermos terminales.

Al final, el Concejo de Catamayo, en dos sesiones del pleno, revirtió los dos terrenos a la Municipalidad, por así constar en una cláusula del comodato firmado hace años.

Un pedido de la Fundación

La organización ahora solicita al Ayuntamiento continúe con los trabajos y está segura de que así será porque el actual director de Obras Públicas, Marlon Celi, conoció la labor realizada en su condición de socio fundador de ese ente, aparte de “tener un corazón grande”, comenta la secretaria.

En la página oficial del Municipio se da cuenta que esa institución “ha retomado la construcción de este sueño compartido”, en razón que la casa de enfermos terminales fue una aspiración de quienes conforman esta asociación, liderada por “nuestra hermana catamayense, señora Carmita Ramírez, que hoy reposa en el seno del Creador”.

PARA SABER

En el espacio de la parroquia San José se tenía previsto construir una infraestructura para que pernocten los familiares de los enfermos.

Abrir chat