‘Estamos trabajando más de ocho horas’

Así afirma el presidente de la UNE, Gilbert Granda, quién cree que el Ministerio debe ofrecer garantías.

Los maestros piden garantías para laborar.
Los maestros piden garantías para laborar.

A partir de enero de 2021, los maestros deberán retornar a las instituciones educativas en la modalidad presencial o teletrabajo con ocho horas diarias, lo que significa también el pago completo de sus haberes.

Esa es la disposición del Ministerio de Educación, ente que considera que los estudiantes aún deben esperar, hasta que los planes de retorno sean aprobados por los COE Nacional y cantonal.

Criterios

El presidente de la Unión Nacional de Educadores, UNE-Loja, Gilbert Granda Romero, afirma que las autoridades educativas “desconocen la labor que realizamos los maestros. No laboramos ocho horas, si no más”. Por esto considera que al no haber conciencia en las autoridades para reconocer el trabajo docente va ser difícil llegar a un entendimiento.

Alega que los docentes no se niegan a regresar a las instituciones educativas y trabajar con los alumnos, pero para esto demandan del Estado que los ministerios de Educación, de Trabajo, de Finanzas, de Salud y más autoridades garanticen la bioseguridad en cada uno de los centros de formación con señalética, alcohol, gel, distanciamiento y con la práctica de pruebas rápidas.

También piden garantías en la conexión de Internet, “hemos venido cancelando planes de Internet desde nuestros hogares, trabajamos con nuestras propias herramientas informáticas, impresiones de las fichas y más gastos que no han sido reconocidos”, recrimina y dice que al no haber acceso a estos servicios se truncará el proceso educativo de quienes se forman por este medio, “no vamos a perder los maestros, sino los alumnos”, sentencia.

El dirigente recalca que hay maestros que han dedicado tiempo y recursos para ir a dejar las fichas pedagógicas a los alumnos que no tienen acceso a Internet, tema que tampoco es reconocido.

Un docente, que prefiere omitir su nombre, expresa que las instituciones educativas no tienen los espacios suficientes para recibir a los maestros y evitar la aglomeración de docentes.

“El trabajo que se lo realiza en la institución, tranquilamente se lo puede cumplir desde casa, incluso, de ser necesario, accediendo a un control”, afirma y alega “no es procedente el regreso a ciertas instituciones, ya que es de conocimiento general que el hacinamiento genera la propagación del virus”.

CLAVE

Piden que en cada institución educativa exista un médico para que esté permanentemente y pueda realizar las pruebas rápidas.

Abrir chat