El domingo votas, pero, y el lunes ¿qué harás?

Vota por quien quieras, por quien llene tus expectativas, por las ideas que compartas, por tus conocidos, por quien piense algo similar a ti, por quien te demostró sindéresis, por quien realmente está preparado para gestionar y ejecutar, por quien tenga visión de país, por quien pueda construir paz. O no votes por nadie, si nada ni nadie te convence. Eso es democracia. Pero recuerda, ningún derecho debe estar sino viene acompañado de una responsabilidad.

Es decir ¿Seguirás esperando que el cambio venga de arriba y te seguirás quedando ahí sentado sin realizar nada? ¿Seguirás quejándote de cómo está la economía, la política, de lo corrupto que es todo y apuntando desde tu casa? ¿Seguirás haciendo una mochila de denuncias hasta que te vuelvan a decir que tienes que votar? ¿Seguirás creyendo que tan solo votar puede cambiar una realidad?

No importa por quien votes el domingo, pero el lunes vota por ti, por como desde tu espacio puedes construir, desde barrer tu vereda o no ensuciar hasta reclamar en territorio lo justo no solo cuando te digan que la injusticia está. Desde el lunes tú llena tus expectativas, tú ponte a edificar, tú ponte a construir una mejor ciudad. Tú comparte tus ideas, tú empieza a tener coherencia entre lo que piensas y dices, entre lo que dices y haces. Tú empieza a sonreír, tú empieza a amar al prójimo y la diferencia. Tú empieza a dar soluciones y no a cargar de problemas. Tú empieza a ser el cambio que siempre exiges de alguien más. Tú empieza a dar ejemplo de lo que esperas de una autoridad. Tú empieza a ser la pieza que falta para que confiemos en una mejor sociedad. Todos empecemos a construir la alternativa que tanto deseamos ya.

Pablo Ruiz Aguirre

pabloruizaguirre@gmail.om

Abrir chat