De lo que queremos y de lo que hacemos

¡Y bueno!, todos estamos preocupados, por el fuerte invierno, por el incremento de la delincuencia, la pobreza, y por la situación del país. Sin embargo, no todos estamos haciendo algo para cambiarlo.

Todos nos quejamos, nos preocupamos, criticamos la labor de otros, estamos en contra de la opinión del resto; publicamos en nuestras redes a diario todo lo que está mal en los demás, y compartimos información más por el morbo que causa, que por la veracidad o la validez de la misma. Y todo esto la mayoría de las veces desde la comodidad o incomodidad de nuestros hogares.

Nuestra opinión, si es fundamentada, y si sirve para incentivar a los demás a que hagan lo correcto, a que su actitud y accionar traiga bienestar, es valedera; pero si no, solo estamos en el grupo de las quejas y críticas, y podemos estar haciendo lo mismo o ser igual a quienes estamos criticando.

Si queremos cambiar algo, necesitamos actuar, ayudar al que menos tiene, apoyar a quien lo necesita, y dejar de creer que el mundo gira a nuestro alrededor, que solo importa lo que uno piensa o que solo lo que nos conviene es lo correcto. Cambiar la situación incluso conlleva, la tolerancia de quien piensa diferente, dejar de tomar decisiones por información falsa y sobre todo comenzar a actuar, pensando no solo en la individualidad, sino también en lo colectivo, el bienestar, no se alcanza solo, se alcanza cooperando.

Santiago Ochoa Moreno

santiago_ochoa_2008@hotmail.com

Abrir chat