‘Casa Vallejo’, un atractivo de Oña

Actualmente se convirtió en un museo donde se puede observar objetos ancestrales.

A 110 kilómetros de la ciudad de Loja, por la vía Panamericana, se encuentra el cantón San Felipe de Oña de la provincial del Azuay, ciudad que es considerada como patrimonio de la nación.

Su suelo es bastante accidentado y se eleva entre los 1600 a 3500 metros sobre el nivel del mar, por lo que presenta una diversidad de pisos climáticos que van desde el páramo, bosques primarios y secundarios en las partes altas, hasta pequeños valles calientes en las zonas bajas junto al rio.

Este cantón Azuayo es una de las ciudades patrimoniales de la nación y tras varios años de labores, fue en marzo de 2013, cuando el Ministerio de Patrimonio y Cultura, entregó la declaratoria de Oña y su parroquia Susudel como patrimonio del estado, por su arquitectura, historia, arqueología, festividades, lugares turísticos, tradiciones y más encantos naturales.

Oña guarda mucha historia en sus edificaciones, especialmente en el centro, barrio San Francisco y sus alrededores dónde conservan sus edificaciones hechas en adobe, teja, madera y piedra trabajadas artesanalmente por los antiguos nativos y que, hoy por hoy, las refaccionan con los mismos materiales de la localidad para no perder su arquitectura.

Entre estas infraestructuras se encuentra la ‘Casa Vallejo’,edificación construida en 1910, como casa de habitación de dos pisos y con una despensa en donde se almacenaban los granos y las cosechas.

Pese al tiempo transcurrido se ha mantenido su arquitectura, así como los muebles, por lo que se considera una de las edificaciones más antiguas que fueron consideradas para la declaratoria patrimonial y cultural.

En la actualidad, esta vivienda se ha convertido en el Museo Edmundo Vallejo del cantón, donde se exhiben objetos ancestrales, los cuales fueron donados por herederos de los Vallejo.

El museo abre sus puertas todos los días, ahí pueden apreciar los muebles que usaron, herramientas agrícolas, televisores, radios, inclusive una capilla así mismo se precian lámparas, mesas, sillas, una máquina de coser, vasijas de barro, una escopeta, muebles de madera entre otras antigüedades de más de cien años que pertenecieron a la familia Vallejo.

CLAVE

Varias de los muebles y más piezas que se encuentran datan de hace más de cien años.

Abrir chat