Aranceles y competitividad

A partir de agosto, se aplicará en Ecuador una disminución total o parcial de aranceles (impuestos sobre un bien importado) a 667 partidas (clasificación de los productos) relacionadas con materias primas, bienes de capital e insumos productivos. Esto como estrategia del gobierno para reactivar al sector productivo del país, mejorando la competitividad de las empresas vía compra de insumos a menor precio, y generar más empleo. En torno a esta decisión algunas consideraciones.

La tasa promedio ponderada del país en aranceles es alta (8.11%) respecto a la de los países vecinos, Colombia (3.28%) y Perú (0.73%); por lo que la disminución de aranceles facilitaría futuras negociaciones comerciales.

Estas políticas benefician generalmente a las empresas más productivas (que por lo habitual son las grandes), ya que les restan cuotas de mercado a las menos productivas (que usualmente son las PYMES); por lo que se requiere de estrategias para contrarrestar este ensanchamiento en las brechas entre las grandes empresas y las PYMES. Además, los efectos de estas políticas deben traducirse en una producción con valor agregado.

Por último, hay que señalar que la disminución de aranceles en computadoras, cámaras digitales y otros similares, trae una reducción en su precio; sin embargo, la baja de aranceles en este tipo de productos no necesariamente ocasiona mejoras en la productividad de las empresas.

Ronny Correa Quezada

rfcorreaq@gmail.com

Abrir chat