Yuri Loyaga Villavicencio: “Con fuerza y perseverancia se logra lo deseado”

Es una mujer trabajadora. Su lucha constante para superarse ha marcado su éxito profesional y personal.

Yuri se define como una mujer realizada.
Yuri se define como una mujer realizada.

Su lucha diaria le ha permitido desarrollarse exitosamente en el campo laboral y profesional. El desafío más grande para lograrlo ha sido ir construyendo esa confianza en ella misma.

Para Yuri es fundamental formar un pensamiento que diga que se merece lo mejor y que con dedicación y sacrificio los sueños se hacen realidad.

Formación

Estar inmersa en el manejo empresarial fue su motivación para cursar las carreras de Ingeniera en Contabilidad y Auditoría, Contador Público Auditor e Ingeniera Comercial, en la Universidad Nacional de Loja (UNL), pero considera que la formación debe ser constante y nunca dejar de aprender.

Además, señala que se debe ver la vida como un eterno aprendizaje y por ello decidió inscribirse en una maestría en Administración de Empresas, en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, de Guayaquil (UEES).

Menciona que la clave que ayudó a su formación como profesional fue el hecho de ser más independiente.

El estar lejos de sus padres y de la seguridad de su hogar la impulsaron a desenvolverse sola, a ser más disciplinada y responsable. “Con fuerza, perseverancia, determinación y fe se logra lo deseado”, puntualiza.

Lleva inmersa en el mundo profesional desde hace ocho años. Expresa que con dedicación y confianza en Dios ha logrado cumplir sus metas. Actualmente aporta de manera significativa con sus conocimientos en instituciones públicas y en la empresa privada. Aspira a tener su propia compañía para aplicar en ella su preparación.

Facetas

Actualmente se siente satisfecha con sus logros. Se ha caracterizado por alcanzar todo lo que se propone, gusta de la lectura, de la investigación y del arte musical, canta desde niña y es uno de sus pasatiempos favoritos.

Es muy cariñosa en el ámbito personal y familiar, hace dos años se convirtió en madre y también ha sido una gran satisfacción dar vida a una hermosa niña, Rafaella Dávila Loyaga. Su pequeña y su pareja le dan emoción, fortaleza y amor, permitiéndole ver la vida con ilusión, lo que la motivan a seguir destacándose profesionalmente.

Familia

El apoyo fundamental para convertirse en profesional han sido sus padres, Luis Loyaga y Narcisa Villavicencio, acompañados de sus hermanos, quienes hicieron grandes esfuerzos para ayudarla a cumplir sus sueños, siempre se esforzaron para que no le faltara nada, sumando a ello los buenos consejos y valores inculcados.

Recomienda a todas las mujeres a tener la valentía y la actitud necesaria para poder enfrentar lo que se presente y nunca dejar de soñar, amar la vida y recordar siempre que cada uno es el arquitecto de su propio destino.

CLAVE

El constante aprendizaje es uno de sus lemas en el campo personal y laboral.

Abrir chat