Usuarios de la vía antigua a Cuenca, a punto de iniciar ‘acciones más radicales’

Los dardos van contra la Prefectura. Plantean una minga interinstitucional dos veces al año. Hablan de asfaltado. Hay malestar.

La reunión de autoridades se cumplió, el viernes anterior, en el barrio Las Juntas.
La reunión de autoridades se cumplió, el viernes anterior, en el barrio Las Juntas.

A los usuarios de la vía antigua a Cuenca, a partir de la ciudadela Sauces Norte, de Loja, se les agota la paciencia. Dicen que están cansados de transitar por una vía peligrosa y siempre en mal estado. Las críticas son contra la Prefectura. No descartan una medida de hecho.

‘Vía en pésimo estado’

La presidenta del Gobierno Parroquial de Jimbilla, Rosa Carmita Jarro Morocho, manifiesta que son innumerables los pedidos a la Prefectura del arreglo de la carretera, desde Sauces Norte, sin embargo, no encuentra eco, de allí que se encuentra “en pésimo estado”, considerando la producción del lugar y que, ante ello, se requiere una vía transitable para sacar a los mercados los artículos.

Manifiesta que, ante los requerimientos, la entidad provincial responde que trabaja sobre la base de una planificación y que, en ese sentido, atiende a las 78 parroquias.

Señala que, a más de Jimbilla, la parroquia Imbana, de la provincia de Zamora Chinchipe, también reclama una vía en buen estado para movilizarse y transportar también los artículos agrícolas hacia los mercados de Loja.

En este contexto, señala que el viernes anterior, 8 de octubre de 2021, en el barrio Las Juntas, hubo una reunión que contó con la presencia de autoridades y moradores de Santiago, San Lucas, Jimbilla e Imbana.

Trabajo kilómetro a kilómetro

El concejal rural del cantón Loja, José Patricio Lozano Lozano, dice que la carretera es importante para las tres parroquias lojanas y la oriental Imbana, no obstante, la Prefectura no atiende la solicitud de mantenimiento.

“Los moradores se están cansando de pedir a las administraciones anterior y actual de la Prefectura el asfaltado. Están conscientes del tema económico, pero, al menos, empiecen los estudios y trabajos por tramos (…), puede ser kilómetro a kilómetro, pero que se note que las autoridades le dan importancia a esta carretera”, expresa.

El asfaltado fue uno de los temas discutidos en la reunión del barrio Las Juntas y que mientras el Gobierno Provincial consiga la partida presupuestaria, la planificación y los estudios respectivos para ejecutar la obra, “las comunidades plantearon la firma de un convenio interinstitucional, que es la última carta que se juegan, ya que la Prefectura sola no ha podido mantener, ni brinda un mantenimiento estable por lo que esta vía siempre está en pésimas condiciones”, dice el concejal.

El acuerdo, según explica, consiste en unir esfuerzos: Prefectura, Municipio y los cuatro gobiernos parroquiales para realizar una minga dos veces al año. “Propusimos que los trabajos sean un 15 de abril y un 1 de agosto de todos los años. El fin es dar un mantenimiento a esta red vial, muy significativa para los sectores productivos”.

‘Acciones más radicales’

Patricio Lozano cuenta que las autoridades de las cuatro parroquias se mostraron molestas por la falta de mantenimiento de la vía y que la propuesta del acuerdo interinstitucional es un camino para solucionar en parte el problema, caso contrario “han dicho que tomarían acciones mucho más radicales para hacerse escuchar porque están cansados de pedir que se ejecuten las competencias, lo mucho que hacen es una pasadita con la motoniveladora y nada más”, puntualiza el edil, quien asistió a la reunión del viernes pasado.

La Prefectura de Loja, a través del gerente de Vialsur, Fabián Villamagua Aguirre, en una entrevista anterior, aseguró a HORA32 que un 80% de la vía, a partir de Sauces Norte, se encontraba transitable y que el problema radica principalmente en Chirimoyo, por las averías en la conducción del agua.

También informó que, en el invierno pasado, la entidad trabajó allí dos meses y medio, realizando labores de reconformación de la calzada, siendo el fin mantenerla expedita para la circulación de vehículos y personas.

PARA SABER

De Loja a Jimbilla hay 26 kilómetros. Cuenta con 1.200 habitantes, aproximadamente.

CLAVE

Sauces Norte, Masaca, Solamar, Pucala, Las Juntas, son los barrios beneficiados, aparte de Jimbilla, Imbana, San Lucas y Santiago.

Abrir chat