¿Quién mandó a hacer los carteles?

1.- Arauz, porque sabiendo que si haría esto la gente se indignaría con Lasso por el uso de ciudadanos venezolanos, por ende, votarían por UNES.

2.- Lasso, porque sabiendo que si hacía esto el discurso de seremos Venezuela se reforzaría más y por ende votarían por CREO

3.- Tú, o yo, o cualquiera, porque sabiendo que si se hacía esto pasaría lo primero o lo segundo igual era manipulación. O que el debate sería de quién hizo el cartel y no de los programas de trabajo, que estaríamos una semana debatiendo esto porque se nos acabó la atención en los zapatos rojos o no pega tanto la atención en Arauz y Don Medardo. Da igual.

¿Quién mandó a hacer los carteles? El problema de fondo no es quién hizo el cartel o qué dice, es el propósito de hacer ese tipo de carteles. Es decir, el uso del dolor ajeno para interés de quien lo haya hecho. La promoción de una política binaria y el proyecto de captar votos a como dé lugar de uno u otro lado, o de quitar los votos del otro a cualquier precio, cuando debería primar una campaña política donde las ideas se cuestionen, con altura, con dialéctica, y eso no se acerca, ese es el problema.

Decía Martí (y no soy comunista, socialista) me gusta su poesía, que quien mucha muestra por fuera, poco tiene por dentro. Y para mi esta campaña va siempre por lo primero. Hay que volver a recuperar la libertad de pensar, de ser conscientes, la individualidad (y no soy libertario) para tomar las decisiones por uno mismo, más allá de las acciones banales, los discursos superficiales y el enfrentamiento del “ellos vs. nosotros”. Menos etiquetas más fondos. Más fondos, mejor política.

¿Quién mandó a hacer los carteles? Yo también cuando caigo en el debate superfluo y no veo las cosas de fondo.

Pablo Ruiz Aguirre

pabloruizaguirre@gmail.com

Abrir chat