Lo que vio…

Mientras no tengamos algo de qué quejarnos, cientos de trabajos son invisibles para nosotros ¿no es cierto? Hoy como siempre les comparto, parte de la carta que escribió un médico:

“Yo vi mujeres embarazadas avergonzadas en la sala de maternidad, por su falta de higiene y vi a enfermeras bañándolas, cortándoles las uñas y vi agradecerles diciéndoles “Mi bebe nacerá limpio gracias a ti”. Vi a una enfermera haciéndose pasar por madre de una señora con Alzheimer, que en sus peores días le pidió perdón como su madre, a la que no recordaba y vi a la enfermera responderle, que la perdonaba y la amaba. Vi a auxiliares de enfermería manchados de vomito mientras sostenían la cabeza de un niño en una crisis, para que no se sintiera solo, vi a enfermeras levantar pacientes del doble de su peso y bañarlos para que se sintieran mejor y más frescos. Vi a un bebe mortinato (nacido muerto), ser recogida por la enfermera, darle un baño tibio y acogedor, ponerle ropa y arreglarle su cabello, para que su madre que insistía la viera limpia y hermosa. Vi enfermeras en emergencias no pensar dos veces para arriesgar su vida, corriendo a sostener a un paciente con enfermedad altamente contagiosa, para que no se cayera y he visto muchas enfermeras doblar el turno por falta de personal, dejando en casa sus familias”. Si hay un trabajo, que honrar en esta pandemia es el que hace una enfermera, ¿No les parece?

Talía Guerrero Aguirre

talia.guerreroa@hotmail.com

Abrir chat