Cuando… es ahora

Buscando algo para entretenerlos; tome un poco de aquí y allá de entre los mensajes lindos, que me llegan de personas queridas; esta vez para cuando no sabemos cómo manejar el estrés, producto de los tiempos difíciles que vivimos.

“Cuando dejes de sentir carencias, todas las cosas vuelven a ti; cuando cesas de pelear con el mundo, todos se acercan para hablarte de amor; cuando aceptas, transformas; cuando te atreves a intentar lo nuevo, desaparecen los condicionamientos; cuando te vuelves blando como el agua, penetras en todos los poros de la tierra; cuando empiezas a mirarte, se abre el mundo; cuando dejas de oír lo que no es para ti, ese vacío atrae  lo que realmente te pertenece; cuando te pierdes, te encuentras; cuando te decides, esa determinación encuentra a quien eres y te susurra lo que quieres; cuando renuncias a la guerra, ganas la batalla; cuando aquietas tu mente, todo el universo se pone a tus pies; cuando no te apresuras, todo se acerca a ti; cuando dejas de querer controlar a los demás, ellos se acomodan así mismo; cuando eliges no reaccionar, cambia el resultado; cuando aceptas los cambios y la incertidumbre, dejas de sufrir; cuando te vuelves humilde, el mundo te pertenece; cuando te encuentras a ti mismo, cesa la búsqueda y cuando te vuelves consiente, aparece Dios”.

Quién sabe, si ahora decidamos aplicar uno de estos cuando y logremos encontrar la fórmula que necesitamos, para alcanzar el sosiego, que tanta falta nos hace.

Talía Guerrero Aguirre

Abrir chat