Cantinfleo en debate presidencial

Después de escuchar el primer debate de los candidatos a la Presidencia quedan muchas incógnitas y respuestas en el limbo. Aunque con un Sistema Nacional Electoral con un consejo que parece niño malcriado y no quiere obedecer a su mamá (Justicia) por mero hecho de corregirlo porque está haciendo las cosas mal pero creo hay un «lazo» que los une y tienen la bendición de un buen «cristiano».

Empezando con candidatos que en el debate no hacen más que enviar en este tiempo tan difícil «tarjetitas de amor» a un pueblo que necesita hoy más racionalidad y necesita comer, trabajar, estudiar y más.

También nos encontramos con los de «alta alcurnia» imitando ser un hombre humilde y cree que pasará a ser un súper héroe, no basta con creer sino con hacer y es que se debe tener congruencia entre lo que se dice y se hace.

También encontramos a los nuevos ‘TikTokers’ y hasta influencers que parecen más títeres que un valiente e imponente e intelectual candidato presidencial. Parecen que se equivocaron de profesión o no tienen claro que la Administración Pública no es para todos sino quienes tengan actitud, y pasión por realmente ayudar a la gente sin interés personal y menos de egocentrismo. Las redes sociales no ven la izquierda o la derecha, lo que queremos es de pronto una nueva vía ideológica que permita consensuar entre la necesidad y la verdadera oportunidad de hacer bien las cosas.

Al final parece que sigue la sombra de Correa que no los deja dormir, ni pensar o debatir, si siguen sepultados en el pasado nunca podrán discernir el presente y mucho menos ver el futuro que queremos.

Parece que Cantinflas nos enseñó más de la vida y política misma. No bote su voto. Piénselo.

Andrés Ontaneda Vivanco

eaontaneda@gmail.com

Abrir chat