Un chileno destaca la atención recibida en el Hospital Isidro Ayora

El ciudadano se fue a su casa, tras el alta extendido por el facultativo correspondiente.
El ciudadano se fue a su casa, tras el alta extendido por el facultativo correspondiente.

El ciudadano chileno, Luis Toledo, de 42 años, con su puño y letra, estampó en un papel su agradecimiento al personal de la Unidad de Quemados, del Hospital Isidro Ayora, de la ciudad de Loja, donde estuvo internado por el lapso de 15 días.

Luis Toledo, quien trabaja en esta provincia de Loja, sufrió quemaduras de segundo grado en sus miembros inferiores, siendo trasladado a esa casa de salud pública.

El paciente, al salir del área de hospitalización, tras el alta médica, plasmó en el libro de recuerdos un mensaje de agradecimiento. Allí destaca la calidez humana y la atención del personal.

Lilian González, enfermera de la Unidad de Quemados, dice que el equipo trata a todos sus pacientes con el esmero y dedicación que requiere cada uno para su recuperación

Acota que la estancia de muchos ciudadanos es larga hasta lograr la curación absoluta de sus quemaduras y de allí que el buen trato prevalece para hacerlos sentir como en casa.

Carolina Coronel, médica de esta área, expresa que el agradecimiento del paciente refleja la satisfacción de una atención oportuna y profesional por parte de sus compañeros galenos y enfermeras de la Unidad.

PARA SABER

La Unidad de Quemados la integran dos médicos tratantes, cuatro médicos residentes, seis enfermeras y cuatro auxiliares.

Abrir chat