Condenan a 13 años y 4 meses de cárcel a un padre que abusó sexualmente de su hija

El abuso sexual habría iniciado cuando la niña tenía 4 años. Fiscalía investigó el execrable caso.

La sentencia condenatoria se comunicó ayer.
La sentencia condenatoria se comunicó ayer.

La pena de 13 años y 4 meses es la sentencia que el Tribunal de Garantías Penales de la Corte de Justicia de Loja impuso a un padre biológico, de 38 años de edad, por el abuso sexual que él habría cometido en contra de su hija, al momento, de 5 años.

La pesadilla que a la niña le tocó sobrellevar concluyó cuando su padre biológico fue denunciado por ese presunto delito. Él fue detenido e inmediatamente la Fiscalía inició la investigación y durante ella descubrió hechos sumamente repugnantes.

A Karina Castillo Merchán, fiscal de Violencia de Género Número Dos, de la Fiscalía Provincial de Loja, le tocó conocer, previo un sorteo, el aparente delito y ella realizó diversas diligencias que le llevaron a confirmar que la niña fue deshonrada por su propio padre.

Desde los 4 años de edad

Durante la investigación la fiscal Castillo Merchán descubrió que el abuso de la niña empezó cuando ella, de 4 años, sus padres y una hermana mayor, de 10 años, en la actualidad, vivían en una ciudad de los Estados Unidos de Norteamérica.

Él en 2019 habría empezado a manosear las partes íntimas de la niña, quien nació en los Estados Unidos de Norteamérica, mas no hubo penetración, pero esos actos ilegítimos ocurrieron varias veces durante la estadía de ellos en ese país.

La familia regresó a Ecuador y el abuso sexual del progenitor a la niña seguía, pero en enero de 2020, la madre de ella lo descubrió todo y sin pensarlo dos veces, se armó de valor, y denunció a la Fiscalía de Loja al presunto padre abusador.

Abundante prueba de Fiscalía

Con la abundante prueba que la fiscal Castillo Merchán presentó al Tribunal Penal, en la audiencia de juzgamiento, se demostró la responsabilidad del procesado en el presunto delito penal de abuso sexual en contra de su propia hija, desde que tenía 4 años.

Las pruebas médico-legistas; psicológicas; y los testimonios recabados por la fiscal Castillo Merchán sirvieron para probar que el perfil del padre abusador es de un agresor sexual. La sentencia puede ser apelada por el abogado de ese ciudadano.

La condena de 13 años y 4 meses de cárcel se da con los agravantes que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece para ese delito y uno de ellos es que el procesado es parte del núcleo familiar de la víctima: es el padre biológico de la niña ultrajada.

DÍGITOS

5 años tiene la niña.

38 es la edad del abusador.

Abrir chat