Alberto Borja: Me quedé en la calle por apoyar al Estado ecuatoriano

El representante de Sonotec continúa con la lucha para recibir el pago por el trabajo que hizo en el Teatro Benjamín Carrión.

Alberto Borja Plata y su empresa Sonotec tienen experiencia de décadas en equipar teatros.
Alberto Borja Plata y su empresa Sonotec tienen experiencia de décadas en equipar teatros.

En los cerca de 40 años de existencia de Sonotec, Alberto Borja Plata, representante legal de esta empresa, jamás tuvo que acudir a la Justicia para buscar que se le pague por los servicios prestados. Sin embargo, eso cambió el viernes 10 de septiembre de 2021, cuando, el ciudadano, junto a sus abogados, Zoila Berrú Aulestia y Max Ochoa Jiménez, presentó una acción de protección en la Corte Provincial de Justicia de Loja.

Con esa acción judicial, el ciudadano aspira que la Justicia disponga que el Estado pague el millonario monto que le adeuda a Sonotec desde hace cinco años, por los trabajos que realizó para dejar listo el Teatro Nacional Benjamín Carrión (TNBC), como la colocación de iluminación, sonido, sistema de video, elevador de orquesta, concha acústica, butacas, toda la parte acústica, sistema de tramoya manual y motorizado, así como el cortinaje y telón antifuego. Actualmente la deuda, en la que se incluyen los intereses, es de alrededor de 3 millones con 300.000 dólares.

“El día de hoy (viernes) ya se llegó a la parte más profunda”. Con esa frase, el representante legal de Sonotec deja ver que acudir a la Justicia es, quizá, una de las últimas opciones que tiene para cobrar por su trabajo. Es que el haber tenido acercamientos con las autoridades de turno durante todos estos años no le dio resultados. “Nos hemos reunido con absolutamente toda autoridad que pueda tener algo para apoyar a esta situación”, dice, y recuerda que todos esos funcionarios le ofrecieron buscar una solución al problema.

En lo emocional, Borja Plata se siente fuerte, aunque también confiesa que se le parte la voz “de ver cómo ha sufrido mi familia, cada uno de los trabajadores que estaban conmigo”. Recuerda que empezó a trabajar en esto a la edad de 19 años y hoy que tiene 60, siente que lo ha perdido todo. Su empresa, cuando hizo los trabajos en el TNBC tenía alrededor de 30 trabajadores directos y más de 250 familias le prestaron servicios de una manera indirecta. Hoy, Sonotec solamente es él.

El personaje se identifica como un gestor cultural, por su trabajo en el equipamiento de teatros. “Como gestor cultural, me quedé en la calle por apoyar al Estado ecuatoriano”, dice en relación a que dejó listo el TNBC para que sea la sede del Festival Internacional de Artes Vivas de Loja (Fiavl) durante ya cinco años consecutivos. Puntualiza que los equipos que instaló en ese escenario fueron adquiridos con su propio dinero, que a la fecha sigue sin ser pagado por el Estado.

Con la acción de protección presentada, confía en que se hará justicia no solo para él y Sonotec, sino para el resto de proveedores que subcontrató para entregar listo el TNBC. Ellos están igualmente endeudados y esperan también recibir el dinero que les corresponde.

PARA SABER

Este lunes 13 de septiembre de 2021, Alberto Borja Plata tiene previsto reunirse con el gobernador de Loja, Mario Mancino Valdivieso. “Tenemos la promesa de solución”, dice el representante legal de Sonotec.

Abrir chat