Zapotillanos denuncian que el contrabando se da con la venia de ciertos miembros de la fuerza pública

Elementos de la Aduana y la Policía, en la mira. Solicitan la renuncia de funcionarios del MAG.  Habrá una reunión urgente este viernes.

El cantón Zapotillo se encuentra en la frontera, límite con el Perú.
El cantón Zapotillo se encuentra en la frontera, límite con el Perú.

Los habitantes del cantón Zapotillo, en la provincia de Loja, no están dispuestos a seguir permitiendo más contrabando de productos en esa zona y para ello han empezado por aglutinarse en la Asociación de Agricultores. Un segundo paso es una reunión urgente con las nuevas autoridades, encabezadas por el gobernador, Mario Mancino Valdivieso. Allí exigirán que las acciones a emprender sean inmediatas.

El contrabando desde siempre

El presidente de la Asociación de Agricultores del cantón Zapotillo, que agrupa a 50 integrantes, Marco Aurelio González Ruiz, manifiesta que este año, 2021, ha sido crítico para el sector, especialmente para quienes se dedican al cultivo de cebolla y melón, llevándolos prácticamente a la quiebra.

Respecto al maíz, señala que aún observa un costo estable, pero que, al iniciar las cosechas, es inminente el descenso en su valor. Culpa de toda esta crisis al contrabando, cuyo problema, según expresa, se ha venido presentando siempre y que, asimismo, se ha denunciado a las autoridades, pero estas nada han hecho “en nuestro beneficio”.

Acota que, en este sentido, es vital que el Gobierno Nacional, a través de su presidente, Guillermo Lasso Mendoza, imponga mano dura porque “no es posible que las mismas autoridades de control estén de lado de los contrabandistas. Desde hace tiempo he venido denunciando la complicidad que existe de ciertos elementos de la fuerza pública, especialmente servidores de la Aduana y de la Policía Nacional”.

Sobre esto último, dice que es público y notorio y que la ciudadanía conoce bien, pero que teme denunciar, mientras que las autoridades tampoco actúan y, al ser de elección popular, temen perder votos y “no les conviene enfrentar la lucha contra el contrabando, falta apoyo y compromiso” de las mismas.

Corrupción y contrabando

El dirigente tiene claro que el avance del contrabando en la frontera tiene que ver con la corrupción de las autoridades, aunque también reconoce que hay ciertos agricultores deshonestos, pero para ello, en su criterio, están los organismos de control para sancionar a los contrabandistas y al productor corrupto.

Acota que, si las autoridades cumplieran su deber, entonces, el contrabando quedaría reducido a la mínima parte. Señala que los pasos ilegales se dan por Catamaillo, Briones, Miraflores, El Oro de Pilares, Pilares y Catanas, especialmente en este último donde se da en mayor volumen.

Dice que ya, en 2020, la propia comunidad logró cerrar el punto neurálgico, Tronco Quemado, por donde pasaban desde el Perú a Ecuador más de 50 vehículos diarios, mientras la “fuerza pública cobraba allí como cajera de banco”.

Una vez que Tronco Quemado ya no es paso de contrabando, por control de los propios agricultores, según revela Marco Aurelio González Ruiz, la gente que operaba allí se movilizó a otros pasos ilegales, especialmente a Catanas, “donde los carros están en caravana (…), más arriba está la Aduana, más allá la Policía, y así”. 

La ruta y el pago

Detalla el agricultor que son ocho puntos por los que pasa el contrabando, una vez ingresado a territorio ecuatoriano, siendo la ruta: Limones, Garza Real, Paletillas, Milagros, Pindal, Alamor y el control de Puyango para quienes “se van de largo”.

Dice que en este trayecto está ubicada la Aduana, la Policía, por donde los contrabandistas van “pagando en todos esos puntos y pasan impunemente”. También exhorta a las autoridades a controlar el paso por el cantón Huaquillas, en El Oro, que es donde se da un 99 por ciento de ingreso de mercadería ilegal y que el restante 1% se hace por Zapotillo. 

De igual manera, expresa que se ha pedido la remoción total de las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), con asiento en Zapotillo, al igual que en Huaquillas, donde hay una oficina de esa cartera de Estado.

Cita con las nuevas autoridades

Marco Aurelio González anuncia que todos estos problemas los pondrán, vía denuncia, en conocimiento de las autoridades de Loja, en la reunión que se efectuará el próximo viernes 18 de junio de 2021, desde las 10:00, en el coliseo municipal de Zapotillo.

A la reunión, donde se presentará un pliego de peticiones, han confirmado la presencia el gobernador, Mario Mancino Valdivieso, los titulares de la Brigada de Infantería, de la Aduana, de la Policía Nacional, el director provincial del MAG, entre otras autoridades.

El dirigente de los agricultores zapotillanos enfatiza que a las autoridades allí reunidas se les solicitará “acciones inmediatas porque, siendo sincero, reuniones hemos tenido una infinidad, donde se nos ha saludado y nada más porque terminada la misma cada uno toma por su lado y nunca se ve resultados”.

Al ser el pedido de acciones inmediatas, dice que las autoridades deberán ubicar destacamentos en los sitios por donde ingresa el contrabando, así como aplicar un riguroso control en Huaquillas.   

‘Contrabando casi normalmente’

La presidenta del Gobierno Parroquial de Mangahurco, Mercedes Farfán Becerra, manifiesta que, según le han informado, al ser Zapotillo un cantón fronterizo, el contrabando se da casi normalmente, aunque aclara que en su parroquia no se da esta ilegalidad, pero sí en sectores como Cazaderos y Bolaspamba.  

Aunque sí da cuenta que el contrabando afecta a Mangahurco, en razón que un gran porcentaje de habitantes se dedica a la agricultura y sus artículos, al ingresar mercadería del vecino país, se devalúan, al igual que ocurre en las otras parroquias de Zapotillo.

Dice estar segura de que el gobernador, Mario Mancino, solucionará esta problemática porque tiene el conocimiento y experiencia profesional para hacerlo.

VOZ

“No queremos que el gobierno nos regale nada, solo pedimos garantías para trabajar. Somos personas que tenemos dignidad, no estamos para que nos den caridad…”,

Marco Aurelio González, dirigente de los agricultores

“Ha llegado el momento de poner un límite a este problema gigante de nuestro cantón y nuestra provincia”,

Mercedes Farfán Becerra, dirigente de la parroquia Mangahurco.

La realidad en números

Un saco de cebolla tiene un costo de 10 dólares.

La producción va entre 13 y 16 dólares por quintal.

Un 90% de la siembra de melón se ha malogrado por la presencia de una plaga.

Abrir chat