Un mes bastante complicado

Para el gobierno de Daniel Noboa, abril pasará como un mes muy difícil, porque sucedieron algunos hechos, incluso inéditos, y que pudieron haberse obviado, actuando con serenidad. El más notorio, es el problema con México, cuyo presidente Manuel Andrés López Obrador, en uno de sus diálogos diarios con los medios de comunicación, de manera desatinada, emitió algunos juicios de valor sobre el proceso eleccionario de octubre/23 tomando como referente el asesinato de Fernando Villavicencio, que habría perjudicado a Luisa González, de la línea política de AMLO y beneficiado a Noboa. Todo lo demás vino por añadidura: persona non grata a la embajadora mexicana, asilo a Glas y la toma de la Embajada azteca por fuerzas del orden ecuatorianas en flagrante desacato a normas diplomáticas internacionales que, en La Haya, tiene enfrentados al soberbio y vanidoso México, frente al digno y altivo Ecuador que defiende el respeto a su soberanía legal. En pocos días sabremos cuál es el desenlace. Si Ecuador hubiese denunciado a los organismos internacionales sobre los atropellos cometidos por México, quizá no estuviésemos involucrados en este lío.

Luego, a pocos días de la consulta popular, del 21 de abril, la energía eléctrica empezó a ser racionada, por carencia de lluvias en las vertientes que nutren a las hidroeléctricas, y la negligencia de la ministra Arrobo y sus asesores que no tomaron precauciones para que las afectaciones no sean tan graves. Esto llevó a que, desde el gobierno, se hagan presunciones sobre sabotajes y otras acciones afines. La ministra Arrobo fue destituida y ahora tenemos a un ministro encargado, Roberto Luque, quien con conocimiento de causa y con la ayuda de San Pedro está realizando una buena gestión; al menos durante el feriado no hubo suspensión de servicio. Problema que pudo haber sido evitado.

Para rematar, los últimos días de abril y primeros de mayo, se conoció que varios centros de privación de libertad del país, con miles de detenidos no reciben la debida alimentación. Desde el gobierno a través del Centro de Inteligencia Estratégica se anunció que Laffatoria, empresa que provee la alimentación, estaría involucrada en presuntos actos ilícitos de carácter penal…vaya lío. Una situación que avergüenza y pudo ser evitada.

Darío Granda Astudillo

dargranda@gmail.com