Un contralor con acento lojano

Luego de ganar, por méritos y oposición, el concurso para ocupar el cargo de Contralor de la República, el Dr. Xavier Mauricio Torres Maldonado, el martes 28 de noviembre, fue posesionado legalmente por Henry Klonfle, titular de la Asamblea, para ocupar esa función, poniendo fin a un periodo de seis años salpicado por permanentes actos de corrupción por parte de sus titulares: uno prófugo y otro con prisión domiciliaria.

El concurso, en la fase definitiva, desde septiembre que se inició,   ha debido sortear una serie de maniobras jurídicas y de las otras, (en total 8 acciones de protección, una con medida cautelar) gestadas por parte de integrantes de una tendencia política (todos sabemos cuál es),que no estaba de acuerdo con el triunfo del Dr. Torres y  que quería que el ungido sea uno de sus candidatos que iría a ocupar el cargo con agenda preparada para beneficiar a determinados políticos inmersos en presuntos actos dolosos. El puntaje obtenido por el ganador fue de 91/100.

Para los lojanos es motivo de satisfacción suprema que uno de sus hijos, Xavier Mauricio Torres Maldonado, abogado e ingeniero comercial, docente universitario, y que ha cumplido funciones importantes en los ámbitos de su competencia, haya triunfado por sus méritos, no por amarres o conveniencias políticas, para convertirse en el titular del máximo organismo de control del país. Durante su posesión, el Dr. Torres dijo que no le temblará la mano cuando deba actuar frente a la corrupción a la que dijo que combatirá con todos los argumentos que tiene a su alcance. Qué emotivo fue observar cuando, al salir del palacio de la Legislatura, lo hizo acompañado por un grupo de amigos y alumnos universitarios que con respeto y aprecio coreaban su nombre y le deseaban los mayores éxitos en sus funciones.

Como no podía ser de otra manera, en la Asamblea, algunos integrantes de ese grupo político, mostraron su desacuerdo con la posesión del Dr. Torres y manifestaron que integrarán una comisión que analice el proceso seguido en el concurso para la elección de contralor, porque, según ellos, no se había procedido con transparencia. ¡Qué malos perdedores! Anhelamos los mayoreos éxitos al Dr. Xavier Mauricio. Loja se enorgullece con su merecida designación.

Darío Granda Astudillo

dargranda@gmail.com