Sin camino

Ecuador como no era para menos, fue tendencia internacional meses atrás al elegir democráticamente a uno de los presidentes más jóvenes de la región. Desplazando incluso, a las fuerzas políticas más importantes en aquel momento. Por supuesto, no lo sabíamos, pero la tendencia se mantendría muchos meses más y no precisamente por cosas positivas. Deberíamos haber entendido el precedente, pues no se habría contemplado por parte del gobierno ganar estas elecciones, ni si quiera estaba en sus planes participar en una elección anticipada, premisa que tras ser expuesta habría caído en la banalidad mediática y que hoy más que nunca merece salir a la luz.

La realidad, a luces parece bastante compleja. A abril, nos vemos inmersos en un gobierno que ha demostrado una negligencia criminal. Es por ende necesario el replanteo de nuevas líneas de acción que abarquen lineamientos claros para la creación de política exterior, política energética y política interna de seguridad que son 3 de los principales problemas todavía vigentes y cuya estrategia de gobierno parece ser repetitiva al culpar a gobiernos anteriores, posibles saboteadores o falta de gestión de ciertos funcionarios.

Cerca de la consulta popular, y próximos a nuevas elecciones generales en donde el gobierno pretende una relección es imperante el uso de políticas públicas disruptivas e innovadoras que puedan solventar las necesidades urgentes de los ecuatorianos, o en el caso omiso, dejar de lado sus aspiraciones populistas y dar paso a nuevos prospectos políticos que mejoren nuestras relaciones internacionales, que ejecuten acciones necesarias en pos de la soberanía energética y sobre todo, con las herramientas para combatir la inseguridad interna.

Darío Xavier Alejandro Ruiz

darioalejandro9@gmail.com