Preocupación en la ciudadanía por la extraña muerte de palomas

Hay versiones que a los animales les falta de comida y también que es posible que el hombre esté provocando el exterminio.

En el parque de Santo Domingo hay una gran cantidad de palomas.
En el parque de Santo Domingo hay una gran cantidad de palomas.

Desde hace algunos días, palomas del parque Santo Domingo, dela ciudad de Loja, están muriendo. Un ciudadano que vive cerca de allí expresa que esta situación empezó a raíz del confinamiento total, que inició el viernes 23 de abril hasta el domingo 25. Dice que el hambre las aniquila. Una animalista presume, en cambio, que la mano del hombre actúa aquí.

Dos días sin comer

El lojano, también amante de los animales, señala que el permanecer dos días sin alimentarse le provoca la muerte o también puede tratarse de alguna peste. 

Acota que su esposa se dio una vuelta por el sitio, llevándoles maíz y que tan pronto la vieron se le abalanzaron y cuando les echó el producto comieron desesperadas.

También cuenta que cuando se retiró la acosaron hasta la misma puerta del domicilio y que ello le originó dolor y preocupación. Asimismo, comenta que, en el primer confinamiento, dadas las restricciones impuestas por el toque de queda, nadie salió a prodigarles alimento. 

El habitante está seguro de que la muerte de las palomas se debe a la falta de comida, los fines de semana, porque a raíz de la aplicación de la medida para evitar la propagación del Covid-19, comenzaron a aparecer sin vida.

Para el activista social, Hermes Tenesaca, la comunidad considera a las palomas como una plaga que está destruyendo en forma constante el patrimonio cultural, aunque, asimismo, opina que, al igual que el hombre, son seres vivos y están supeditados a que algo les pueda ocurrir. Aunque considera que lo ideal es que se proceda a esterilizarlos.

Secuelas de la pandemia

La presidenta de la Fundación Ángeles con Patas, María Inés Espinosa, comenta que las palomas, así como el resto de fauna, sufren las secuelas de la pandemia del coronavirus.

Al margen de ello, señala que a estas aves se las cataloga como una plaga, lo cual “no es así”, dice, y recuerda que en años anteriores trajeron expertos de Guayaquil para que explicaran cómo controlaban la sobrepoblación en esa ciudad, que consistía en darles un alimento que les producía luego esterilidad.

Manifiesta que no cree que los animales estén desapareciendo por falta de alimento porque, según afirma, sí hay gente que les lleva comida. Más bien, “es un tipo de control que quieren hacer a la sobrepoblación, pero no está bien dirigido, ni es la mejor manera de matar a los animales”.

Agrega que el matar a las palomas no representa ningún tipo de solución porque después de un par de meses se reproducirán. Insiste que en este hecho es posible que está involucrada la mano del hombre, pero que lo hace en forma inadecuada.

“Los animales son valiosos, coexistimos en este planeta y, por tanto, debe haber un respeto mutuo”, precisa María Inés Espinosa.

VOZ

“Los animalitos la seguían a mi esposa como perritos hambrientos”,

Ciudadano lojano.

Abrir chat