Política criminal y micro delincuencia

La ola criminal evidenciada dentro de nuestro país en los últimos tiempos, ha demostrado la importancia de mantener políticas criminales óptimas para la seguridad e integridad de nuestra sociedad. Por supuesto la experiencia empírica ha evidenciado que los pequeños grupos criminales, se convierten con el tiempo en grandes grupos criminales. O en su defecto, pequeños núcleos son captados por el crimen organizado, como por ejemplo el que se ha desarrollado en estratos lumpen, e incluso tribus urbanas, captadas para el crimen dadas las conductas antisociales, y los problemas de adaptación social, inherentes a estos grupos específicos (tema que además abordaré en mi siguiente libro, enfocado en la relación concreta de tribus urbanas, ideologías de la calle y hechos criminales; escrito a partir de haberme infiltrado en estos grupos).

Es por estas razones que resulta importante mantener una política criminal dirigida a la búsqueda y desmantelamiento de grupos micro delictivos, que supongan una amenaza potencial a futuro. Incluso los tiempos demandan autogestión, es decir que será responsabilidad nuestra como actores activos, el velar por la seguridad de nuestra comunidad, todo esto por supuesto, respetando los márgenes de la estructura jurídica establecida. De igual modo será vital mantener medidas preventivas y políticas enfocadas al trabajo social, para una evolución de carácter colectivo y no solamente individual, que aseguren un futuro integro (sobre todo para la juventud) afianzado en los valores supramateriales, el arte y el deporte, como aristas para una evolución social concreta. Permitiendo así, generar espacios que permitan repeler las conductas punibles y antisociales, con objeto de propender a un fin infinitamente mejor como sociedad.

Rodrigo Monsalves.

abogadocriminalista828@gmail.com